Eva Mendes y Julian Schnabel, la mejor y el peor vestido de la pasada jornada de Tribeca

El Festival de Tribeca, convertido después de diez ediciones en todo un acontecimiento social del cine independiente, centra la atención. además de en las películas que se presentan, en el desfile de estrellas que se dejan ver por la Gran Manzana. Si hace unos días eran los actores españoles Eduardo Noriega y Mario Casas quienes despertaron ovaciones a su paso, anoche fue Eva Mendes, convertida en una irresistible ‘mujer de rojo’ en el estreno de su película Last Night. Con un vaporoso vestido de gasa de Gucci en rojo pasión joyas de Van Cleef & Arpels y zapatos de Jimmy Choo, la actriz latina hizo su aparición y compartió protagonismo y risas con De Niro, anfitrión y creador del certamen.


Eva MendesVER GALERÍA



Eva Mendes en la cinta trabaja con Keira Knightley y Sam Worthington. “Participé en esta película porque siempre he querido trabajar con Keira. La adoro”. Knightley no pudo asistir a esta cita neoyorquina porque coincidía con la boda de su hermano mayor, Caleb, en Glasgow.

Julian SchnabelVER GALERÍA



Esa misma noche Adrien Brody también desplegó sus encantos durante la premiere de su película Detachment. Vestido completamente de negro, el actor volvió a conquistar a los presentes con su atractivo y elegancia tanto en el estreno como en la fiesta organizada por Chanel en el marco del festival. La cena de gala organizada por la firma contó, además del ganador del Oscar por El pianista, con Naomi Watts, que asistió acompañada por su madre, Chloe Sevigny, Zoe Kravitz, la hija de Lenny Kravitz que no suele perderse esta cita y el director Julián Schnabel, que sin duda volvió a llamar la atención por sus desacertados looks -pijama, abrigo y zapatillas- posando junto a su novia, Rula Jebreal.

Más sobre: