Eduardo Noriega y Mario Casas, el acento español conquista el festival de Tribeca

Desde hace algunos días la Gran Manzana neoyorquina se ha vestido con sus mejores galas para hacer su particular paseo por el cine independiente. Como cada año, y ya van diez, el festival de Tribeca ha contado con la presencia de numerosos rostros conocidos entre los que por supuesto ha destacado el de su creador Robert De Niro. El veterano actor ha ejercido de anfitrión de las estrellas que han pisado la alfombra roja de este encuentro.

Una de las más atractivas fue sin duda Julia Roberts, no en vano fue bautizada en su día como la novia de América, que llegó en familia. Acompañada de su marido Danny Moder y su hermana Lisa Gillian Roberts, presentaron la cinta Jesus Henry Christ, en la que los tres trabajan (Danny dirige y Julia y su hermana producen). “Fue genial trabajar en la misma película con él. Es muy bueno en lo que hace. Es muy claro y centrado” dijo Julia, que estrena nuevo look con el pelo más claro, de su esposo.

Julia Roberts y Olivia WildeVER GALERÍA


PINCHE SOBRE LA IMAGEN PARA VER LA GALERÍA DE FOTOGRAFÍAS

Acaparó también miradas Miranda Kerr, aunque el protagonista era su marido Orlando Bloom. Tres meses después de dar a luz a su primer hijo, Flynn, la modelo lució su espléndida figura del brazo del actor, que asistió al pase de The good doctor, donde no pudo evitar presumir de bebé. “Es mi chico, es increíble. Todo lo que sabes, todas las cosas que pensabas que eran importantes, se quedan en segundo plano” dijo. Olivia Wilde ha dado el salto tras la cámara y ha mostrado su talento como productora en el documental Sun City Picture House, que cuenta la historia de Rapheal Louigene, un joven haitiano apasionado por las películas que logra construir un cine. La familia Osbourne al completo, Kevin Spacey, Kathleen Turner, Richard Chamberlain, Hayden Panettiere y su novio Wladimir Klitschko, entre otros, han paseado de momento por la convocatoria.

Orlando Bloom y Miranda Kerr y Hayden Panettiere y Wladimir KlitschkoVER GALERÍA


También durante estos días se ha escuchado el acento español en el certamen neoyorquino ya que Eduardo Noriega y Mateo Gil, director y protagonista respectivamente, han llevado a su pantalla Blackthorn, una secuela del clásico Butch Cassidy and the Sundance Kid (1969). “Podría decir que Blackthorn es un western nostálgico, nostálgico de héroes de western y sus viejos valores” dijo su director. También en Manhattan, aprovechando al máximo la experiencia de asistir a una cita como esta, estuvo Mario Casas, otro de nuestros actores jóvenes más atractivos.

Eduardo Noriega y Mario CasasVER GALERÍA


Primero pasó por la entrega de galardones de la Asociación de Cronistas del Espectáculo (ACE), creados por una grupo de periodistas y corresponsales hispanos en la ciudad americana, donde se le eligió como mejor actor revelación por la cinta Tres metros sobre el cielo, y luego asistió al pase de Carne de neón en el festival de Tribeca. Casas aseguró que “visitar Nueva York había sido una experiencia” y admitió que “ha comenzado el 2011 con el pie derecho no por estar en el festival de Tribeca ni porque le den un premio en Estados Unidos sino por tener trabajo” (actualmente le podemos ver todas las semanas en la serie El barco, que ha sido un gran éxito de audiencia). En su página de Twitter puso a su regreso del emocionante viaje: "Hola a tod@s de nuevo... No he podido informar desde NY, no tenía móvil, sorry!! aunque creo que casi mejor jeje... Beso enorme y buenos días!!".

Otros premiados por la ACE fueron Nerea Camacho, actriz revelación por Camino, Javier Bardem fue premiado por Biutiful, como mejor actor, e Iziar Bollaín recibió el galardón de mejor dirección por También la lluvia, que se alzó como mejor película, aunque ninguno asistió a la ceremonia.

Más sobre

Regístrate para comentar