Jake Gyllenhaal en España: 'Ojala existiera un ‘código fuente’ que pudiera evitar catástrofes como la de Japón’

El atractivo actor presenta en España su nueva película dirigida por el hijo de David Bowie, Duncan Jones

El actor estadounidense Jake Gyllenhaal ha llegado a España para presentar su nueva película Codigo Fuente, un thriller de ciencia ficción del director Duncan Jones, ganador del premio Bafta con su ópera prima Moon e hijo del famoso compositor de rock británico David Bowie. Dos años después de su última visita a nuestro país, el actor aterrizó en España un día antes y aprovechó para disfrutar de la noche de la noche madrileña junto al joven cineasta. Juntos se divirtieron en un tablao flamenco y pudieron degustar un chocolate con churros en la chocolatería San Ginés, antes de comparecer al día siguiente ante los periodistas para promocionar el filme. 


Jake Gyllenhaal y Duncan JonesVER GALERÍA


Muy atractivo y haciendo gala de su bien sentido del humor, Jake Gyllenhaal nos concedió una entrevista sobre Código fuente, una película en la que interpreta a Colter Stevens (Gyllenhaal), un héroe de guerra que despierta en otra realidad tras una misión en Afganistán, en donde lucha desde hace varios meses. Pronto descubrirá su nuevo cometido, lograr retroceder ocho minutos en el pasado para evitar un ataque terrorista.  A la pregunta de si pudiera revivir ocho minutos de su pasado, el actor asegura que no cambiaría nada de su vida: “He tenido mucha suerte en mi vida. No cambiaría nada. Todos podemos aprender de nuestro pasado, de nuestras equivocaciones y de todo aquello que lamentamos. Y si logro aprender, pienso que he progresado”. Pero eso sí: “Ojala existiera un código fuente para evitar catástrofes como la de Japón”.


Jake GyllenhaalVER GALERÍA


Es su primer trabajo a las órdenes de Duncan Jones y fue él quien le ofreció el guión para que dirigiera esta película. “Desde que ví la película Moon quería trabajar con él. Aceptó y luego supe que este proyecto era muy apropiado para su estilo”.
Durante la rueda de prensa se pudo palpar esa complicidad entre ambos, pero a diferencia de su postura frente a los periodistas, Jake asegura que en el trabajo Duncan es muy serio."Si hay algo que no le gusta nunca te lo dice, pero yo lo noto en su cara y eso es muy positivo. Todos los actores somos muy inseguros y necesitas la confianza con el director. A veces llegas a creer que eres un genio porque  como él no responde tu puedes tomar todas las decisiones que quieres. Eso da sensación de mucha seguridad”.


El actor revela que el rodaje de esta película de ciencia ficción "ha sido como volver a revivir esa experiencia de la niñez donde trabaja a tope tu imaginación”, asegura. "Lo de introducirme en la capsula me hizo sentir como cuando era niño y me gustaba mucho buscar cajas de cartón y meterme dentro para dibujar y tocar botones imaginarios. Ha sido una experiencia estupenda”.



A diferencia de sus padres, el director Stephen Gyllenhaal y la guionista Naomi Foner, Gyllenhaal no se plantea escribir o dirigir una película, ya que de momento prefiere seguir dedicándose a la interpretación. “Sólo lo haría para comparar y saber  que actuar es mucho más fácil", bromea y añade: "Yo he crecido en una familia de escritores de cuentos y pienso más en las historias que en un personaje en concreto. Hoy por hoy busco buenas historias, trabajar con buenos directores, y he tenido la suerte de haber trabajado con directores increíbles”. Gracias al éxito de Brockebak Mountain de Ang Lee, el intérprete se hizo un hueco entre las grandes estrellas de Hollywood, trabajando para directores como Sam Mendes, David Fincher o James Sheridan.

 

Más sobre

Regístrate para comentar