Nuevo look, nueva película y... ¿nuevo amor? Vanessa Hudgens, más sexy que nunca tras su ruptura con Zac Efron

Poco queda ya de la inocente y cándida Gabriella, el personaje que la actriz interpretaba en High School Musical, la película que no sólo le catapultó a la fama sino que además fue la culpable de que conociera a Zac Efron. Y es que desde que comenzaron su relación no se separaron ni un momento y se convirtieron en una de las parejas jóvenes de moda en Hollywood, por lo que el anuncio de su ruptura fue toda una sorpresa.

Sin embargo, parece que a Vanessa Hudgens, de 22 años, le ha sentado de maravilla su nueva vida de soltera y prueba de ello es que además de cumplir uno de sus sueños y hacerse un tatuaje en el cuello, la actriz se ha cortado el pelo y ha cambiado el 'look' romántico al que nos tenía acostumbrados por uno mucho más moderno y sexy.

Vanessa Hudgens con su nuevo 'look'VER GALERÍA


Así, tras el espectacular vestido que lució en el estreno de su última película Sucker Punch, Vanessa se decantó por algo más informal para acudir al Staples Center de Los Ángeles y apoyar a su equipo, los Lakers de Pau Gasol. Durante el encuentro, la estrella de High School Musical regaló a sus fans su imagen más sexy y no dudó en levantarse la camiseta para lucir figura. Además, compartió confidencias con el que dicen que poco a poco está consiguiendo entrar en el corazón de la actriz, Josh Hutcherson, a quien conoció durante el rodaje de Journey 2: The Mysterious Island. Sin embargo, fue la propia actriz la que se encargó de desmentir que mantuviera algún tipo de relación sentimental con Josh en el programa de Ellen Degeneres: “¿Una chica no puede tener amigos?. Estoy soltera”. Y añadió: “Le adoro, rodé con él una película y pasamos un tiempo fantástico”.

Quizá todavía no esté preparada para encontrar de nuevo el amor, pero lo cierto es que en el terreno profesional no le puede ir mejor. De hecho, en su primer fin de semana en los cines, Sucker Punch, en la que comparte protagonismo con Abbie Cornish y Emily Browning, ha conseguido situarse en el número uno de la taquilla de Estados Unidos y ha recaudado casi 6 millones de euros.

Más sobre: