27 MARZO 2011

Hugo Silva, Blanca Suárez, Mario Casas... inauguran el Festival de Cine de Málaga

Javier Cámara protagonizó uno de los momentos más emotivos de la noche al recordar a algunos de los actores que han fallecido en este último año

La alfombra roja de la 14ª edición del Festival de Cine de Málaga se llenó de jóvenes y prometedoras estrellas que se reunieron junto a otros actores consagrados en el Teatro Cervantes para celebrar la gran fiesta del cine español. Blanca Suárez, Mario Casas, Hugo Silva, Adriana Ugarte, Úrsula Corberó, María Castro, Ana Polvorosa... todos y cada uno de ellos han protagonizado numerosas películas y series de televisión que han conseguido el aplauso del público en un año crítico para el séptimo arte. Además, la gala inaugural estuvo amenizada por una pareja muy original: Antonio de la Torre y Rossy de Palma, que ejercieron de perfectos maestros de ceremonias en una velada en la que no ha faltado la música, el baile y los discursos reivindicativos.

De hecho, el que no dudó en aportar su propia crítica sobre la situación del cine en nuestro país fue el portavoz del jurado, Vicente Aranda: "El cine español me susurra cosas al oído y el de fuera me habla a gritos". Sin duda, toda una declaración de intenciones que consiguió el aplauso del patio de butacas, en el que se encontraban actores como Gonzalo de Castro y Javier Cámara, que ayer presentaron su última película ¿Para qué sirve un oso?, Ana Turpin, Malena Alterio, Vanessa Romero y Alberto Caballero, Paco León, Silvia Abascal y la Baronesa Thyssen, que con motivo de la apertura de su nuevo museo en Málaga no quiso perderse esta cita tan especial. 

Además, durante la gala el actor Javier Cámara protagonizó uno de los momentos más emotivos de la noche cuando sobre el escenario recordó a algunas de las personalidades del cine que han fallecido en el último año: Manuel Alexandre, al que definió como "un gran hombre y un gran artista", Luis García Berlanga, "maestro de maestros", Gregorio Ross, "gran amigo", y Amparo Muñoz, "era sensibilidad, fragilidad y belleza". "Qué huérfanos nos estamos quedando", añadió.