La familia Jolie-Pitt al completo recibe a la primavera en Nueva Orleans

No falta ninguno. Los Jolie-Pitt están al completo en su casa del barrio francés de Nueva Orleans, una ciudad a la que la pareja de actores le tiene un especial cariño (se volcaron en su reconstrucción tras el catastrófico paso del huracán Katrina hace casi seis años), que es donde Pitt rueda actualmente su próxima película Cogan’s Trade. Si hace unos días le veíamos a él sólo en el set de rodaje con su nuevo look de “chico malo”, con tupé, cazadora de cuero y gafas de cristal ahumado, ahora ha recuperado su faceta más paternal tras reencontrarse con sus hijos.

Angelina Jolie y Brad PittVER GALERÍA

PINCHE SOBRE LA IMAGEN PARA VER LA GALERÍA DE FOTOGRAFÍAS


La pareja de actores, siguiendo la máxima de no estar mucho tiempo separada, ha reunido a su familia en la ciudad, en la que permanecerán una temporada (previsiblemente hasta que Brad termine sus compromisos). Mientras los mayores, Maddox, de 9 años, Pax, de 7, Zahara, de 6, y Shiloh, de cuatro, iban caminando junto a sus padres, estos llevaban en brazos a los mellizos, los “peques de la casa”, Knox y Vivienne, de dos años. Los niños se han ganado la atención de todas las miradas debido a sus famosos padres, pero también por mantener una personalidad y estilo propio. Así Shiloh sigue vistiendo con ropa bastante masculina, ya que como aseguran sus padres es algo que le encanta.

Angelina Jolie y Brad PittVER GALERÍA


Brad llevaba en brazos a Knox, todo un hombrecito con una chaqueta y pantalón beige muy a la última, si hasta llevaba los calcetines conjuntados con la camiseta, y que además lleva el pelo bastante largo; y Angelina se ocupó de Vivienne, también con una falda del mismo tono claro y zapatos dorados. Pax, Maddox y Shiloh, cómodos e informales con pantalones y camiseta, igual que Zahara con rayas de tono verde brillante. Una familia "modelo" que después del paseo, en el que como muestran las instantáneas hubo besos para todos, se pararon en una tienda para comprar un tentempié que lo mismo sirvió para comer o para hacer de parasol. Un modo inmejorable de aprovechar el buen tiempo primaveral ¿no creen?

Más sobre

Regístrate para comentar