Bigas Luna se presenta como candidato a presidir la Academia de Cine con Leonor Watling en su equipo

'Es la compañera perfecta para esta aventura' aseguró el director catalán

El desacuerdo en torno a la ley Sinde provocó que Álex de la Iglesia dimitiera, poco antes de la entrega de los premios Goya, de su cargo como presidente de la Academia de Cine. Precisamente fue ese evento el último al que acudió antes de dejar su cargo vacante, un vacío que se llenará el próximo 10 de abril tras las pertinentes elecciones.

Las especulaciones se sucedieron tras conocer esta noticia y algunos nombres salieron a la palestra, como Imanol Arias o Icíar Bollaín, aunque ninguno de ellos se mostró dispuesto a emprender esta aventura. Ha sido Bigas Luna, director de cintas tan recordadas como Jamon, jamón (donde se conocieron Penélope Cruz y Javier Bardem), el primero en hacer oficial su candidatura a este cargo, con un equipo formado por la actriz Leonor Watling y el director de producción Yousaf Bokahri. Sobre la actriz, Luna dijo: "Tiene mucho criterio. Es la compañera perfecta para esta aventura y habla inglés, fundamental para la proyección internacional que queremos darle a la Academia".

Bokahri, que ha trabajado como ayudante de producción en El mundo nunca es suficiente e Indiana Jones y la última cruzada, entre otras, explicó cómo se fraguó el equipo y los objetivos que tienen: "Los tres hemos hablado para unificar criterios. Pensamos que tenemos que esforzarnos para eliminar esa imagen de cineastas desunidos. Es cierto que la Academia es una institución formada por miembros que cada uno tiene su propia opinión, pero también es un sitio serio en el que se hace multitud de trabajo". Añadió que "no somos tipos que viven de subvenciones, sino de trabajar duro".

Hace algunas semanas, el director catalán ya adelantó su intención de optar a este cargo, pero sin dar detalles sobre sus “segundos”: “Creo que puedo ayudar a que la Academia de una mayor proyección al cine español a nivel europeo e internacional. Explotar la cultura española como marca, porque es una imagen muy potente”.

Fueron algunos de los miembros de la Academia los que le sugirieron que se presentara. “Fueron tres grupos de gente que no se conocía entre sí" ha dicho. Además de momento sus palabras son conciliadoras y no ha comentado la polémica ley que provocó el enfrentamiento entre de la Iglesia y la ministra de Cultura, Ángeles González Sinde. "Últimamente ha habido mucha movida mediática, pero la Academia es un sitio bien montado y pacífico".

Hasta el día 18 de marzo, plazo en que se cierra la presentación de candidaturas, no se sabrá quiénes serán sus rivales, así que de momento tampoco se sabe qué posibilidades tiene de resultar vencedor.

Más sobre: