Charlie Sheen despedido de la serie 'Dos hombres y medio', tras criticar a su productor y amenazar con demandar a la cadena

Los abogados del actor anuncian acciones legales argumentando que no hay razones para prescindir del actor

Lo que le ha ocurrido en las últimas semanas a Charlie Sheen podría ser el argumento digno de cualquier serie de televisión en la que los escándalos serían el argumento principal. Después de que el actor criticara duramente a los productores de su serie, de que estos decidieran cancelarla temporalmente y de que Sheen amenzara con demandar a la cadena si no le subían el sueldo, ahora los estudios Warner Bros. han anunciado a través de un comunicado el despido inmediato del artista como protagonista de la serie Dos hombres y medio. "Tras considerarlo con mucho cuidado, Warner Bros. Television ha terminado los servicios de Charlie Sheen en la serie Two and a Half Men de manera inmediata”, sostiene el comunicado de la productora de la serie.

Por el momento, Warner Bros no ha hecho pública, si la tiene, una decisión sobre cuál será el futuro de la serie, que fue aplazada en febrero por "las declaraciones de Charlie Sheen, su conducta y su estado de salud" (refiriéndose a sus problemas con el alcohol y las drogas por los que estuvo ingresado en rehabilitación). Tras conocer la noticia, Sheen declaró que "por fin era libre" y criticó algunas de las cosas a las que estaba obligado durante el rodaje de los capítulos como el vestuario, además de proferir algunos insultos más contra el productor del espacio. Sus abogados aseguraron que demandarán a los responsables de la serie en un futuro cercano, ya que aseguran que no hay motivos para despedir a su cliente.

Sus conflictos laborales comenzaron el mes pasado cuando hizo unas controvertidas declaraciones sobre el productor de Dos hombres y medio -al que llamó payaso, pusilánime y le retó a una pelea-, y que provocó que la serie fuese cancelada. Entonces el actor arremetió contra la cadena, a la que amenazó con demandar, y solicitó un aumento de sueldo. “Van a perder en los tribunales por incumplimiento de contrato, así que les recomiendo que lleguemos a un acuerdo extrajudicial, que arreglen todo esto, que paguen a todos los trabajadores y que reanuden la temporada”, reveló Sheen.

Aseguró entonces que, debido a la angustia psicológica que le produjo la cancelación de la serie, se veía obligado a reclamar tres millones de dólares por episodio en lugar de los 2 millones de dólares que estaba ganando, sueldo que le convirtió en el actor mejor pagado de la televisión. "Estoy cansado de fingir que no soy una persona especial. Si miras todo el dinero que han hecho conmigo los productores de la CBS te das cuenta de que estoy mal pagado”. A este nuevo revés, se une la batalla por la custodia de sus hijos que mantiene con su ex mujer Brooke Mueller.

Sin embargo, parece que ofertas laborales no le van a faltar a Sheen ya que los creadores de The Walking Dead, una de las últimas sensaciones de la televisión, ya han dicho que les encantaría contar con él en la segunda temporada de la serie que se está preparando. Sus fans además tampoco le han dado la espalda y cada vez son más, casi dos millones ya, los que le siguen en su cuenta oficial de Twitter. La pregunta ahora es ¿tendrá éxito Dos hombres y medio sin él? ¿será este el final de la polémica?

Más sobre: