Charlie Sheen vuelve a sembrar la polémica en su reaparición: 'Me considero un actor mal pagado'

El actor, que cobraba dos millones de dólares por cada episodio de 'Dos hombres y medio' hasta su cancelación, solicita un aumento de sueldo si quieren volver a contar con él para la serie

Charlie Sheen, el polémico protagonista de Dos hombres y medio, vuelve a la carga. No contento con las controvertidas declaraciones que hizo sobre el productor de Dos hombres y medio -al que llamó payaso, pusilánime y le retó a una pelea-, y que provocó que la serie fuese cancelada, el actor ha reaparecido para arremeter contra la cadena, a la que piensa demandar, y ha solicitado un aumento de sueldo. “Van a perder en los tribunales por incumplimiento de contrato, así que les recomiendo que lleguemos a un acuerdo extrajudicial, que arreglen todo esto, que paguen a todos los trabajadores y que reanuden la temporada”, reveló Sheen, que desde hace meses se ha visto envuelto en una oleada de polémicas por sus problemas con las drogas.

Charlie asegura que, debido a la angustia psicológica que le ha producido la cancelación de la serie, se ve obligado a reclamar tres millones de dólares por episodio en lugar de los 2 millones de dólares que estaba ganando el actor mejor pagado de la televisión. "Estoy cansado de fingir que no soy una persona especial. Si miras todo el dinero que han hecho conmigo los productores de la CBS te das cuenta de que estoy mal pagado”. 

Pero esa angustia a la que se refiere se ha traducido en un viaje de Charlie Sheen a las Bahamas en compañía de sus dos novias, las estrellas del porno Bree Ison y Natalie Kenly. “Estoy de vacaciones con las mujeres más increíbles que un hombre puede desear".

Antes de emprender su viaje, Sheen concedió una entrevista al programa Good Morning América, en la que visitaban su casa de Beverly Hills y posaba junto a dos de sus hijos los mellizos Bob y Max y las dos mujeres que merodean en su vida desde hace tiempo, la estrella del porno Bree Ison y Natalie Kenly. El actor accedió durante la grabación del programa a someterse a una prueba de orina para detectar drogas que finalmente resultó negativa y habló sobre lo que significa la paternidad para él. Charlie Sheen, que es padre de cinco hijos, se atrevió a dar consejos sobre como educar a los más pequeños: "Predica con el ejemplo y enseña a tus hijos lo que está bien o mal". Y añadió: "Si lo que está bien o mal es diferente a cualquier otra persona, entonces mis niños serán diferentes también". A la cuestión de si le preocupaba que sus hijos en un futuro le preguntaran por lo ocurrido, Charlie admitió: "Espero que ellos lo hagan".

Más sobre: