Charlie Sheen regresa a casa tras haber sido ingresado de urgencia debido a unos fuertes dolores abdominales

El actor fue hospitalizado en el mismo hospital de Los Ángeles donde dio a luz el pasado sábado Penélope Cruz

Charlie Sheen no levanta cabeza. Si el pasado mes de octubre tuvo que ser hospitalizado en un centro médico de Nueva York debido a una posible intoxicación etílica, ahora el actor, de 45 años, ha tenido que ser ingresado de urgencia en Los Ángeles debido a unos fuertes dolores abdominales.

Al parecer el actor de Two and a Half Men (Dos hombre y medio) decidió realizar una fiesta en su residencia que se prolongó hasta altas horas de la madrugada, momento en el que Charlie comenzó a sentirse mal. Sus invitados, algo asustados por el estado del actor, decidieron llamar a sus vecinos de al lado, el Dr. Pablo Nassif y la esposa Adrienne Maloof-Nassif, con los que el intérprete mantiene una excelente relación. "Recibimos una llamada de la casa de Charlie, pidiendo asistencia médica y asesoramiento", declaraba el matrimonio a la revista People en un comunicado. "E inmediatamente insistimos en que llamaran al 911”, añade a pareja en dicho comunicado.

Pasados unos minutos Sheen fue sacado de su casa en una camilla y trasladado de urgencia al centro médico Cedars-Sinai, el mismo en el que el pasado fin de semana la española Penélope Cruz dio a luz a su primer hijo.

El actor, aquejado de dolores severos en el abdomen, fue atendido inmediatamente y tras un rápido diagnóstico los médicos decidieron dejarle en observación, aunque su estado no revestía gravedad y su representante ha informado que fue dado de alta anoche mismo. Martin Sheen y Janet Templeton, padres del enfermo, se desplazaron hasta el Cedars-Sinai para conocer de primera mano el estado de su hijo, quien ya les ha dado más de un susto.

Stan Rosenfield, portavoz del intérprete, ha asegurado que Sheen "estará de vuelta en el rodaje de la serie Dos hombres y medio el próximo martes."

Más sobre: