Hilary Swank, Reese Witherspoon, Jack Nicholson... 'locos' por el baloncesto

Las estrellas de Hollywood han aprovechado las vacaciones navideñas para disfrutar de los partidos más emocionantes de Los Ángeles Lakers.

El Stapler Center, es decir, el estadio de baloncesto de Los Ángeles Lakers, se ha convertido durante estos días en punto de encuentro de numerosas estrellas de Hollywood. Y es que muchos papás han aprovechado las vacaciones navideñas de sus hijos para disfrutar de una de sus aficiones preferidas: el baloncesto. Gracias a su buen juego y estrellas de renombre, como Kobe Bryant y el jugador español Pau Gasol, los Lakers levantan pasiones entre las 'celebrities' que no han dudado en abarrotar las gradas del estadio para apoyar a los suyos.

Hilary Swank, Reese Witherspoon y su prometido, Jim Toth, y Jack Nicholson con su hijo, Raymond.VER GALERÍA


En las gradas del Staples Center también pudimos ver a Hilary Swank, ganadora de un Oscar en 2004 por Million Dollar Baby, que acudió junto a Sam, el hijo de su novio John Campisi. Durante todo el partido la actriz mostró su faceta más tierna y no dejó de dedicarle cariñosos gestos al pequeño que no pudo evitar dar un salto de alegría cuando escuchó el pitido final y su equipo ganó por 101-97 a los Hornets. También vivieron con emoción el partido dos fans incondicionales del baloncesto, el actor Jack Nicholson y su hijo Raymond, que guarda un gran parecido con su padre.

Por su parte, Reese Witherspoon y Jim Toth, que anunciaron su compromiso hace una semana, asistieron al partido que disputaron Los Ángeles Lakers y los Detroit Pistons. El equipo de Pau Gasol volvió a dar una lección de buen juego y arrasaron a los visitantes con un contundente resultado: 108-83. Tom Hanks y su hijo, David Beckham que no acudió acompañado por Victoria ni por sus tres hijos, Denzel Washington o Edward Norton, fueron algunas de las 'celebrities' que disfrutaron de esta emocionante jornada de la NBA.

Seal y Heidi Klum con sus hijos Henry, Leni y Johan.VER GALERÍA


Todo es poco para los seguidores incondicionales del equipo de Gasol y si no, que se lo digan a los hijos de Heidi Klum y Seal, que lucieron orgullosos sus equipaciones y globos para animar en los que podía leerse '¡Vamos Lakers!'. La pareja dejó en casa a la pequeña Lou Sulola, que el pasado mes de octubre cumplió un año, y se fueron con toda su tropa al partido que disputaron frente a los New Orleans Hornets. Leni, de seis años de edad y fruto de la relación que la modelo mantuvo con Flavio Briatore, Henry, de cinco, y Johan, de cuatro, se lo pasaron en grande y hasta tuvieron el privilegio de saludar al jugador español, por el que sienten una gran admiración.

Más sobre: