Reese Whiterspoon, una rubia con 'estrella': 'Me siento realmente afortunada. Tengo mucho amor en mi vida'

Afortunada en el amor, en el trabajo y madre de dos niños 'fantásticos', la acriz descubrió su Estrella de la Fama en el Paseo de Hollywood

Reese Whiterspoon y sus hijos, Ava y DeaconVER GALERÍA
Pinche sobre la imagen para ver más fotografías



No faltó nadie. Reese Whiterspoon descubrió su Estrella de la Fama en el Paseo de Hollywood arropada por sus padres, su novio, Jim Toth, sus hijos e incluso uno de sus divertidos compañeros de reparto, Bruiser, el perro de Una rubia muy legal, película con la que alcanzó la fama. Feliz e ilusionada de formar parte del Paseo de la Fama, la actriz posó con la mejor de las sonrisas junto a la estrella nº 2425 rodeada del cariño de su padre, John, de profesión otorrinolaringólogo, su madre Betty, enfermera, su hermano John Jr, sus hijos Ava, de 11 años, y Deacon, de 7, y el perro Bruiser, que se convirtió en el centro de las bromas al pasear por encima de la codiciada Estrella de su ama en la ficción.
Después de más de una treintena de filmes y un Oscar por En la cuerda floja, es ahora cuando ha llegado el momento de ser inmortalizada en el paseo de celebridades.


Reese Whiterspoon y Bruiser, el perro de 'Una rubia muy legal'VER GALERÍA



Su pareja, Jim Toth
, no dudó en estar allí, aunque no quiso robar protagonismo a la familia y se mantuvo en un segundo plano. Tras varios fracasos sentimentales, Reese se encuentra viviendo ahora un momento muy especial junto a Toth, con el que parece haber encontrado la estabilidad que tanto anhelaba.


Reese Whiterspoon y su novio, Jim TothVER GALERÍA



La actriz vive un momento muy dulce en su vida personal. Reese, de 34 años, se siente ahora más sexy que nunca al lado del que fuera su agente, Jim Toth, aunque califica sus relaciones anteriores -con Ryan Phillippe, padre de sus hijos, y Jake Gyllenhaal- como muy valiosas. "Me siento muy bien al lado de alguien que entiende mi carrera, Jim es un tipo fantástico. Es maravilloso", confiesa en una entrevista concedida a una revista estadounidense. En cuanto a la idea de ampliar la familia, la actriz reconoce que le encantaría tener más hijos: "Los niños son la mejor parte del día. No me levanto para hacer películas, yo me despierto para pasar el tiempo con mi familia.  Me siento realmente afortunada. Tengo mucho amor en mi vida. Tengo grandes amigos y dos fantásticos hijos a quienes les hago tortitas cada domingo".

Más sobre: