Javier Bardem estrena su película 'Biutiful' semanas antes de convertirse en padre

Javier Bardem cuenta los días para convertirse en padre por primera vez. El actor y su esposa, Penélope Cruz, permanecen en Madrid, donde nacerá su hijo. A la espera de la buena nueva, Bardem ultima sus compromisos profesionales, mientras que Penélope, embarazada de ocho meses, se ha refugiado en su casa de las afueras de la capital.
Acompañado del director Alejandro González Iñarritu, y los actores Eduard Fernández, Ruben Ochandiado, Ana Wagener y Maricel Alvárez., Bardem ha estrenado la película con la que obtuvo el premio de mejor actor en Cannes, Biutiful, un reconocimiento que le valió para declarar públicamente su amor por Penélope: "Comparto esta alegría con mi amiga, mi compañera y mi amor, Penélope: te debo muchas cosas y te quiero mucho"


Con el pelo más corto al que nos tiene acostumbrados y ligeramente bronceado, Bardem se presentó en Madrid para hablarnos de su personaje, Uxbal, un hombre con una enfermedad terminal y padre de dos hijos que vive en un barrio marginal de Barcelona.  Para él lo fundamental son sus hijos y poder dejarles un legado, pero al percibir el peligro de la muerte, Uxbal tendrá que luchar contra una dura realidad y un destino que obra en su contra.
"El trabajo de Javier en la película es monumental", aseguró un más que satisfecho Iñarritu, que al igual que sus compañeros de reparto alabó la generosidad del oscarizado actor.

"Estoy muy orgulloso de esta cinta por muchas cosas", admitió Bardem, pero sobre todo por ser una historia que reflexiona sobre asuntos tan importantes como la "inmigración ilegal, la explotación y la esclavitud del siglo XXI".  El actor aseguró haber trabajado con "pura honestidad", y que para prepararse para el papel intentó quitarse hábitos propios "para estar lo más transparente posible".

Sobre la posibilidad de alzarse con un Oscar al mejor actor por su interpretación en Biutiful el actor, que aunque de primeras bromeó sobre el asunto, a la hora de hablar en serio prefirió mostrarse prudente. "Es algo que corre paralelo a uno y que no depende de nosotros", confesó, mientras que Iñárritu añadió: "Nuestro trabajo ya está hecho, "al contrario que en el Barcelona-Madrid de esta noche, en nuestro partido ya están marcados todos los goles y decidido el resultado". Al margen de que se lleve o no la estatuilla dorada, la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinemátograficas ya ha elegido a esta película Iñárritu para representar a México y luchar por una de las cinco candidaturas a la mejor película de habla no inglesa en la próxima edición de los Oscar.

Más sobre: