Concha Velasco y sus hijos, Manuel y Paco, rotos por el dolor, aguardan la llegada a Madrid de los restos mortales de Paco Marsó

El cuerpo sin vida de Paco Marsó será trasladado al tanatorio de la M-30 y el entierro se celebrará el próximo domingo en el cementerio de La Almudena

Mientras las muestras de cariño hacia el productor Paco Marsó no dejan de sucederse, sus hijos Manuel y Paco y su ex mujer, Concha Velasco, esperan en Madrid la llegada de los restos mortales de Paco Marsó, que serán trasladado desde el Hospital Regional Carlos Haya de Málaga al tanatorio de la M-30, donde mañana a las 11 de la mañana se instalará la capilla ardiente de Marsó, fallecido esta madrugada a consecuencia de un derrame cerebral.

Agotados y rotos por el dolor después de días de sufrimiento a la espera de un irreversible desenlace, la familia del productor teatral ha viajado a Madrid para ultimar los detalles del entierro, mientras que previsiblemente su hija mayor Diana Patricia, que vive en Málaga, será quien viaje a Madrid junto al cuerpo sin vida de su padre. Todos han estado muy unidos en este difícil momento, a excepción de su hija Gabriela, de año y medio, que nació de su relación con la cubana Diosi Ledesma, y que al vivir en Cuba no está previsto que acuda al sepelio.


“Estamos destrozados. Mi madre está rota de dolor. Son momentos muy duros", aseguraba el hijo mayor de Concha Velasco, que junto al resto de la familia ha decidido donar los órganos de su difunto padre, que han ayudado a salvar tres vidas, tal y como ha confirmado el médico a Concha Velasco. Tras el fallecimiento, la actriz, que ha ejercido de portavoz de la familia, ha querido destacar una vez más las virtudes del que fuera el hombre de su vida: "Estoy muy triste, es uno de los peores momentos de mi vida. Quería mucho a Paco, si no le quisiera no hubiera sufrido. Le voy a echar mucho de menos", Y añadió: "Nunca estás preparado para estas cosas. A mis hijos les queda tres días de pasarlo muy mal. Pero me ha alegrado mucho saber que tenían una relación diaria con su padre".

Concha Velasco, que canceló varias funciones de la obra teatral La vida por delante en el teatro de La Latina de Madrid para viajar a Málaga y despedirse de su ex marido, tendrá que actuar esta noche pese a su inmensa tristeza por la muerte del que fuera su marido durante 28 años. Lo mismo le ocurrió el día que murió su madre y no anuló la función. "Lo voy a hacer perfectamente", concluyó la actriz que, al margen del dolor, siempre ha demostrado ser una gran profesional.

Más sobre: