Carolina Cerezuela y Carlos Moyá, unidos en el amor, en el trabajo y en su pasión de padres: 'Carla es igualita a su papá'

Carolina Cerezuela y Carlos Moyá son todo de un ejemplo de conciliación de la vida laboral y familiar. La actriz y el tenista forman una familia feliz y tan unida que no separan ni por cuestiones de trabajo. Ambos compartieron protagonismo en la presentación de unos pañales de la firma Dodot. Y nadie mejor que ellos, que acaban de ser padres de una niña, para hablar de pañales.


Carlos y Carolina dieron a conocer las amplias expectativas en temas de educación y valores, conciliación, salud y calidad de vida de las familias españolas y nos hablaron de la maravillosa experiencia de convertirse en padres. “Estamos super ilusionados y babeando con la niña”, dijo Carlos Moyá, que por el momento no se plantea regresar al tenis profesional tras la lesión de hombro que le tuvo apartado de la competición. “Tengo mucha más tiempo para mi hija, muchos menos viajes y muchos menos entrenamientos, con lo cual puedo estar todo el día con ella”, admite el tenista mallorquín.


Por su parte, la feliz mamá habla sobre la pequeña Carla, que ya ha cumplido dos meses y medio: “Ser madre es tremendo, yo creo que es lo único que todavía no he podido describir en mi vida”, señala Carolina, que asegura que su hija Carla “es igual que su padre. Estoy feliz, la miro a ella y parece que estoy hablando con su padre, tiene los mismos ojos”. La popular presentadora y actriz asegura que no quiere atarse a ningún proyecto al que haya que dedicarle muchas horas fuera de casa.

Más sobre: