Keira Knightley en shock tras enterarse de que unos ladrones asaltaron su casa de Londres

La actriz, de 25 años, está reconsiderando mudarse a otro piso porque le atormenta pensar que alguien haya estado hurgando en sus cosas personales

La estrella de Piratas del Caribe Keira Knightley no daba crédito al escuchar que su apartamento de Londres había sido desvalijado. La actriz, de 25 años, que estaba en Roma cuando se produjo el robo, recibió una llamada en la que le revelaban que su piso, valorado en 1,5 millones de euros, había sido asaltado por unos ladrones que en principio sustrajeron dos portátiles valorados en 2000 euros y revolvieron todas y cada una de las habitaciones del piso. Los detectives del caso piensan que con este hurto los asaltantes intentarían vender ciertos contenidos personales que la actriz tuviera en el ordenador.

Keira, que comparte la propiedad con su hermano Caleb, se encontraba en Roma con motivo del estreno de Last Night en el momento del robo.  "A Keira le atormenta pensar que alguien ha estado hurgando sus cosas personales. Ella se siente violada y no sabe si quiere volver al piso", aseguran fuentes de la Policía que aseguran que tiene miedo de volver al apartamento. De hecho, la actriz prefirió irse de vacaciones antes que volver a su casa y la Policía espera su llegada para hacer un recuento de cosas que han sido sustraídas. Los ladrones habían robado la semana anterior dos pisos en la misma manzana, por tanto se cree que ella no ha sido atacada deliberadamente.

El miedo de la actriz está relacionado con los problemas que tuvo Knightley con un fan de origen polaco, Marek Daniluk, que fue arrestado el pasado mes de febrero por haber acosado presuntamente a la actriz cuando ésta salía del teatro tras interpretar la obra El misántropo. El acusado, que al parecer sufre problemas psicológicos, fue puesto en libertad después de que Keira no compareciera en el juicio para testificar contra el presunto acosador. La actriz, que ha vivido varios episodios similares en la capital británica, ha manifestado en más de una ocasión que prefiere pasar largas temporadas en Estados Unidos para evitar este tipo de fans obsesivos.

Más sobre: