Barbra Streisand y James Brolin recorren España de incógnito

Los actores visitaron el Palacio Real de Madrid y viajaron a Toledo para visitar la Sinagoga del Tránsito

La actriz Barbra Streisand y su marido, el también actor James Brolin, están viviendo una segunda luna de miel. El matrimonio de actores ha emprendido su particular viaje por Europa después de doce años casados. Después de una visita a Venecia, donde recorrieron algunos de los rincones más emblemáticos de la ciudad de los canales, Streisand y Brolin volaron a España. Si el pasado año el destino elegido fue Bilbao para ver el Museo Guggenheim, este año han visitado Madrid y Toledo.

La pareja visitó Madrid y fue fotografiada en las inmediaciones del Palacio Real y el centro de la ciudad. Tras dar una vuelta por los exteriores del palacio y visitar los jardines del Teatro Real, Bárbara, de 68 años, y James, de 70, disfrutaron de una visita guiada al interior del palacio. Como dos turistas más, la pareja pasó desapercibida entre el resto de los visitantes y juntos contemplaron las maravillas del interior de Palacio y no quisieron marcharse sin visitar el Museo del Prado.

Streisand ha encontrado en James, el mejor compañero de viaje, tras su primer matrimonio fallido con el actor Elliott Gould, con quien tuvo su único hijo, Jason Gould, de 43 años. Después de su visita a Madrid, la pareja no quiso abandonar España sin pasar por la ciudad imperial de Toledo, uno de los destinos de mayor atractivo turístico de nuestra geografía. Al parecer y según los habitantes de la ciudad, Streisand quiso visitar esta ciudad castellano manchega para investigar sobre sus ancestros españoles y la actriz, que nació en el seno de una familia judía, mostró especial interés por visitar la Sinagoga del Tránsito o Sinagoga de Samuel ha-Leví es una de las muestras más importantes del arte hispanojudío. Fue construida en el siglo XIV y está adornada con elementos mudéjares y bellos motivos geométricos, florales e inscripciones árabes y hebreas. Actualmente alberga el Museo Sefardí que cuenta con importantes de vestigios de la cultura judía. Los actores visitaron también la Catedral, la plaza de Zocodover o el mirador sobre el río Tajo y disfrutaron de algunos platos de la tradicional gastronomía española.

Más sobre: