Charlie Sheen y Brooke Mueller firman un acuerdo de divorcio

Después de casi un año viviendo separados, Charlie Sheen y su mujer, Brooke Mueller, presentaron ayer lunes un acuerdo de divorcio en los tribunales, según informa la revista People. Este sería el fin del tercer matrimonio para Sheen, de 45 años, quien hace unos días fue hospitalizado en Nueva York tras ser hallado por la policía después de protagonizar un altercado en un hotel de la ciudad bajo los efectos de una posible intoxicación etílica.

Según la documentación presentada en una corte de Los Ángeles, la pareja compartirá la custodia legal de sus gemelos, Bob y Max, de un año y siete meses, que vivirán con su madre. Además, Brooke recibirá una manutención de 39.468 euros mensuales para el cuidado de los hijos y una suma superior a 538.000 euros tras la aprobación del divorcio.

Por su parte, el protagonista de la serie Dos hombres y medio, que firmó con su mujer un acuerdo prematrimonial, se quedará con la casa familiar así como su colección de relojes valorada en más de 3 millones y medio de euros.

La pareja rompió su relación después de que Sheen fuera detenido por violencia doméstica en las navidades del pasado año. Tras este incidente, intentaron recuperar su relación, pero finalmente terminaron anunciando el inicio de los trámites de su divorcio por “diferencias irreconciliables”. Los dos han estado después en diferentes programas de centros de rehabilitación para controlar su temperamento y adicciones, y ahora continuarán con sus nuevas vidas por separado. Además de los hijos que ha tenido con Mueller, el actor tiene también dos hijas, Sam y Lola, de su matrimonio con Denise Richards, y otra más mayor, Cassandra, de su relación con Paula Profit.

Más sobre: