Fallece Tony Curtis a la edad de 85 años

El actor estadounidense Tony Curtis nos ha dicho adiós a los 85 años de edad. Su hija, la actriz Jamie Lee Curtis, ha sido quien ha confirmado la triste noticia. Horas después de anunciar su muerte, el instituto forense ha confirmado que murió a consecuencia de un paro cardíaco la madrugada del jueves en Las Vegas, donde vivía junto a su esposa Jill. Desde el pasado verano su estado de salud era delicado y en julio tuvo que ser hospitalizado en Las Vegas por problemas respiratorios. El actor padecía una enfermedad pulmonar crónica desde 2006, cuando contrajo una neumonía que estuvo a punto de costarle la vida en diciembre de ese año.
 
Curtis, cuyo nombre real era Bernard Schwartz, fue célebre por más de un centenar de películas, pero quizá con la que ganó la popularidad fue Con faldas y a lo loco junto a Marilyn Monroe y Jack Lemmon. Décadas después de la muerte de Marylin Monroe, Curtis reveló que los dos tuvieron un affaire durante el rodaje y aseguró, además, que él era el padre del hijo que ella esperaba y que que posteriormente perdió, según se puede leer en sus memorias American Prince.
Al principio de su carrera triunfó por su atractivo, convirtiéndose en el galán por excelencia de aquel momento, sin embargo acabó demostrando su talento en películas de la talla de Espartaco, bajo la dirección de Stantley Kubrick, Chantaje en Broadway con Burt Lancaster o en su papel de un prófugo encadenado a Sidney Poitier en Fugitivos, que le valió una nominación al Óscar. En los últimos años Curtis precisaba de una silla de ruedas para moverse, lo que hizo que dedicase gran parte de su tiempo a la pintura, un hobbie que hizo que el actor se pasara sus últimos días delante de un lienzo y organizando exposiciones.

Hasta el último día perduró su amor por las mujeres. Tenía 73 años cuando en noviembre de 1998 se casó con Jill, de 31 años, su sexta esposa. Su primera mujer, la más famosa, fue la actriz Janet Leigh , con quien estuvo casado 11 años y tuvo dos hijas: Jamie Lee Curtis y Kelly Curtis, ambas actrices. Estuvo casado en segundas nupcias durante cuatro años con Christine Kaufmann y tuvo dos hijos. Después vino su matrimonio con Leslei Allen, con quien también tuvo otros dos niños, Andrea Savio y Lisa Deutsh fueron su cuarta y quinta esposa, respectivamente, con las que no tuvo descendencia. Jill Vandenberg era su actual mujer, cuarenta y cinco años menos que él.

Curtis tiene su estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood, hasta donde ya han comenzado a llegar ramos de flores para darle el último adiós, y fue nombrado caballero de la orden de las Artes y las Letras en 1995 en Francia.

Más sobre: