Sarah Jessica Parker, una mamá feliz de paseo con sus mellizas en la Gran Manzana

Decimos adiós a Carrie Bradshaw y Sexo en Nueva York, sin embargo damos la bienvenida a Sarah Jessica Parker y su vida cotidiana en la Gran Manzana. Una vez que sabemos que no habrá más secuelas de Sexo en Nueva York debido a las malas críticas que recibió la segunda entrega del filme, Sarah Jessica Parker disfruta de su tiempo libre como una madre entregada al cuidado de sus tres hijos, James Wilkie, de ocho años, y sus mellizas, Marion y Tabitha, de un año y tres meses, que han crecido mucho desde la última vez que las vimos.


Sarah Jessica Parker con sus mellizas Marion y Tabitha



La protagonista de la exitosa serie comparte las tareas con su marido Matthew Broderick y la ayuda de una joven niñera. Matthew fue a recoger a su hijo mayor, James, al colegio, mientras que Sarah Jessica y la niñera acudieron con las pequeñas al pediatra para una revisión rutinaria. Para la ocasión la actriz se decantó por ropa cómoda e informal - vaqueros, botas y jersey negro-. e intentó pasar desapercibida en todo momento.


Matthew Broderick con su hijo JamesVER GALERÍA



La actriz siempre ha dejado claro que su mejor papel es el de madre. “Me encanta estar con mi familia. Ir al supermercado, acostar a las niñas, cambiar pañales, ayudar a mi hijo mayor y preparar su comida para ir al colegio. Lo que más adoro en el mundo es estar con mis hijos y mi marido”. Durante el rodaje de la segunda entrega de Sexo en Nueva York, Parker asegura que le resultaba complicado compaginar la maternidad con las horas de rodaje. "A veces tenía grandes remordimientos, pero es el eterno conflicto de las madres trabajadoras".

Más sobre: