Javier Bardem y Julia Roberts aterrizan en San Sebastián en medio de una gran expectación

El actor regresa a España tras conocerse que será padre por primera vez y le entregará el premio Donostia a la intérprete

La temporada de festivales de cine continúa demostrando que si algo le gusta al público es ver de cerca a sus estrellas favoritas. Tras Venecia y Toronto, ha sido San Sebastián la ciudad que ha desplegado la alfombra roja para ejercer de anfitriona de actores y actrices que ya han empezado a pasear por la playa de la Concha. Si en la jornada inaugural veíamos a Álex de la Iglesia, Ana de Armas, John Malkovich, Diego Luna y David Bisbal, entre otros, han sido ahora Javier Bardem y Julia Roberts quienes han aterrizado allí con su película Come, reza, ama. La bella actriz ha viajado en compañía de sus tres hijos, los mellizos Phinnaeus y Hazel, de cinco años, y el pequeño Daniel Henry, de tres años. Nada más llegar, Julia atendió las peticiones de los fans que habían esperado hasta cuatro horas a las puertas del hotel María Cristina. Con un favorecedor vestido azul marino, posó con Javier Bardem demostrando la buena relación y la complicidad que hay entre ambos tras el rodaje. Ella recibirá hoy el premio Donostia precisamente de manos de su compañero, un reconocimiento a la trayectoria de la oscarizada actriz que fue bautizada en su momento como "la novia de América".

La cinta, que se proyectará fuera de concurso, se estrena en las pantallas españolas el próximo viernes 24. Sin embargo, la enorme expectación con la que se esperaba a los artistas tiene además otro incentivo, ya que se trata de la primera vez que vemos al actor en España tras anunciarse su paternidad. Tampoco en esta ocasión, como ya ocurriera en Toronto, se vio a Penélope Cruz con él (sigue rodando Piratas del Caribe) y así, tras firmar una buena cantidad de autógrafos, Javier se fue a cenar con su madre Pilar Bardem. De momento lo único que ha dicho de su próxima paternidad es que está "muy contento" (fue en Roma hace apenas unos días), y parece ser que será lo único que diga, ya que veto todo tipo de preguntas personales en la rueda de prensa del filme. "Cuidado", fue la elocuente y rápida respuesta de Julia Roberts a la pregunta de una periodista que desafió la prohibición y preguntó por los posibles cambios en el futuro profesional del actor debido a las novedades en su vida personal.  

Al margen de esta pregunta con la que puso cara de pocos amigos, Bardem se dedicó a elogiar a su compañera de reparto, al igual que lo hicieron el actor Richard Jenkins y el director de la película, Ryan Murphy, que también se dieron cita en San Sebastián. "Julia es una mujer extraordinariamente bella, una profesional como la copa de un pino, que trabaja muy duro y tiene una valentía enorme", señaló Bardem  y añadió " aparte, es muy divertida". Innumerables son los papeles con los que ha triunfado Roberts en el cine. Pretty Woman, Novia a la Fuga, Erin Brokovich... Una trayectoria brillante que le ha hecho merecedora del premio Donostia. "Es un honor, un privilegio. Estoy excitada y nerviosa, llena de gratitud", concluyó Roberts horas antes de ser galardonada. 

Por último, Bardem reveló su próximo proyecto a las ordenes de Terrence Malick: "Soy un privilegiado. Voy a trabajar con alguien que es más que un director. Es un poeta, un humanista y alguien especial. Va a ser una aventura cuyos capítulos se van a ir escribiendo día a día". Y en cuanto a la idea de trabajar en España ha comentado que si no trabaja en España no es porque no reciba ofertas, sino porque cuando le llega un material "interesa o no interesa".

Más sobre

Regístrate para comentar