Toronto aplaude el debut como productora de Nicole Kidman ante un orgulloso Keith Urban

La actriz protagoniza y produce la película 'Rabbit Hole', una adaptación de una obra de Broadway

Hasta el próximo 19 de septiembre serán muchos los rostros conocidos del celuloide que pasearán por las calles de la ciudad de Toronto. El festival de cine internacional de la ciudad canadiense toma el relevo de Venecia y muestra el público las historias que les harán soñar y vibrar desde la gran pantalla en los próximos meses. Por su alfombra ya han desfilado Robert de Niro, Edward Norton, Milla Jovovich (que presentaron el filme Stone), Ben Affleck (con la película La ciudad), Clive Owen, Colin Firth, Olivia Newton-John (presentó Score: A Hockey Musical) y Jamie Kennedy. Javier Bardem, que según se acaba de saber será padre dentro de cuatro meses y medio, también pasó por allí para el pase de Biutiful, la cinta con la que consiguió el premio a la Mejor Interpretación en la pasada edición del Festival de Cannes.

 

Nicole Kidman y Keith UrbanVER GALERÍA


El turno ante los focos le tocó ahora a Nicole Kidman que volvió a dejar a todos sin palabras con su sencillo, pero favorecedor, estilo: un vestido azulón a media pierna y la melena suelta sobre un hombro. Presumiendo de su mujer estaba Keith Urban, que no quiso perderse el estreno de la última cinta de la artista, Rabbit Hole, y es que ambos, siempre que pueden, intentan apoyar al otro en sus respectivos compromisos profesionales. En esta adaptación de una obra de Broadway, en la que la actriz debuta como productora y que recibió una gran ovación por parte del público, interpreta el papel de una madre que, junto a su pareja, intenta superar la muerte de su hijo de cuatro años.

 

Nicole KidmanVER GALERÍA


Tal y como explicó la actriz, la película habla de cómo continúan con sus vidas tras esta pérdida. “Es acerca de cómo conectan con la gente. Hay humor también, no es todo deprimente” aunque añade que fue “devastador” rodarla”. Sensibilizada por el hecho de que ella sabe perfectamente cómo se siente una madre (tiene tres hijos, la pequeña Sunday Rose de dos años), aseguró que no fue sencillo hacerla. “No es fácil hacer una película como esta o que la proyecten en Toronto, me siento muy agradecida y emocionada”.

Su compañero de reparto Aaron Eckhart coincidió con ella en definir la cinta como “intensa” en ocasiones, aunque él trató de suavizar el ambiente. “Bromeé un poco más que Nicole, pero creí que era lo apropiado, no lo habría hecho de no haber sido así”. Entre los futuros proyectos de Kidman está el rodaje de Hemingway & Gellhorn, con Clive Owen, en la que se narra la historia de amor entre Ernest Hemmingway y la corresponsal de guerra Martha Gellhorn.

Más sobre: