Jesse James de nuevo enamorado: ‘Soy feliz, me gusta todo de ella (Kate Von D)’

Tras su sonado divorcio con Sandra Bullock, el presentador airea su romance con Kate Von D

No hay mal que cien años dure. Y algunos que son un visto y no visto. A Jesse James le ha durado el mal de amores y su divorcio con Sandra Bullock el tiempo que ha tardado en encontrar una sustituta en su corazón. Después de tanto lamentarse y pedir perdón en público por sus numerosas infidelidades, Jesse James vuelve a sonreír al lado de la tatuada Kat Von D, conocida por su show de televisión L.A. Ink, que no ha tardado en gritar a los cuatro vientos su amor por el ex de Bullock. “Jesse es sólo mi noveno novio. Yo no salgo con nadie si no estoy enamorada. Creo que es el hombre de mi vida”.


nullVER GALERÍA



De la mano de Kat y muy sonriente, Jesse James no quiso faltar a la inauguración de la galería de su novia en West Hollywood, California. Al parecer la cosa va en serio, ya que ha sido James, de 41 años, quien también se ha pronunciado sobre sus sentimientos hacia Kat Von D, de 28 años: “Soy feliz”. Y respondió a la pregunta acerca de qué le gusta de ella así de rotundo: “Todo”. Como dice el refranero español, la mancha de una mora con otra verde se quita y Jesse James es el claro ejemplo de esta teoría.


VER GALERÍA



En cambio en la vida de Sandra Bullock ha sido sin lugar a dudas el pequeño Louis, su hijo adoptado en Nueva Orleans, el encargado de devolverle la felicidad. La actriz ha hablado por primera vez de su divorcio y ha revelado algunos detalles de la adopción y cómo lo mantuvo en secreto durante tanto tiempo. “La adopción del pequeño Louis fue enero. Se lo conté a buena gente con integridad, seres humanos que saben cómo mantener la boca cerrada". Y añade: "Fue un largo proceso, no dejé nada al azar. Él (Louis) fue siempre mío, no es que temiese que alguien se lo llevara, pero fue bonito cuando alguien dijo 'creo que eres un buen modelo de madre'", confesó la actriz que vive entusiasmada en su papel de madre de Louis, al que se refiere en la intimidad como "pequeña galletita de chocolate".

Más sobre: