¡Luces, cámara, acción! Antonio Banderas se pone a las órdenes de Pedro Almodóvar en la película 'La piel que habito'

El director manchego comenzará el próximo lunes el rodaje en Santiago de Compostela con un presupuesto de 10 millones de euros

Después de unas merecidas vacaciones en Marbella, donde han podido celebrar su 50 cumpleaños y el de su esposa, Melanie Griffith, que cumplió 53, Antonio Banderas vuelve al trabajo. El actor malagueño se pondrá a las órdenes de Pedro Almodóvar como protagonista de la película La piel que habito, cuyo rodaje comenzará el próximo lunes 23 de agosto en Santiago de Compostela y en el espectacular Pazo de Oca, en A Estrada. Además de en Galicia, la película se rodará también en Madrid y en un cigarral a pocos kilómetros de Toledo, y tendrá una duración de 11 semanas y un presupuesto de 10 millones de euros.


nullVER GALERÍA



La piel que habito, la decimoctava película de Almodóvar, estará protagonizada por Antonio Banderas, Elena Anaya, Marisa Paredes, Jan Cornet y Roberto Álamo, y contará también con la participación de Blanca Suárez, Eduard Fernández, José Luis Gómez, Bárbara Lennie, Susi Sánchez, Fernando Cayo y Teresa Manresa. Además del reencuentro con Antonio Banderas, con el que trabajó a finales de los ochenta en Mujeres al borde de un ataque de nerviosÁtame, así como Marisa Paredes, con quien rodó Entre tinieblas, Tacones lejanos, La flor de mi secreto y Todo sobre mi madreAlmodóvar vuelve a colaborar con técnicos asiduos a su filmografía: José Luis Alcaine como Director de Fotografía, su fiel José Salcedo como montador y su imprescindible músico Alberto Iglesias.


VER GALERÍA



La historia está libremente inspirada en la novela Tarántula, de Thierry Jonquet, basada en los estudios del doctor Ledgard. Desde que su mujer murió quemada en un accidente de coche, el Dr.Ledgard, eminente cirujano plástico, se interesa por la creación de una nueva piel con la que hubiera podido salvarla. Doce años después consigue cultivarla en su laboratorio, aprovechando los avances de la terapia celular. Para ello no dudará en traspasar una puerta hasta ahora terminantemente vedada: la transgénesis con seres humanos. Pero ese no será el único crimen que cometerá …

Más sobre: