La actriz Sara Casasnovas se enfrenta a su agresor que un año después sigue obsesionado con ella: 'Te amo Sara. Yo nunca te haría daño'

La fiscal solicita para Arndt M. doce años y medio de prisión y una orden de alejamiento de nueve años por disparar a la joven con una ballesta

Un año después de que Sara Casasnovas viviese uno de los peores momentos de su vida, la joven actriz, conocida por su papel de Alicia en la serie Amar en tiempos revueltos, acudió a los juzgados para encontrarse de nuevo con su agresor, que le atacó con una ballesta en junio del año pasado. Un fan alemán de cuarenta años la esperó a la salida del teatro Reina Victoria de Madrid. Su intención no era pedirle un autógrafo y sólo la rápida actuación de un compañero evitó que fuera agredida con una ballesta.

null



El juicio tuvo lugar en al Audiencia Provincial de Madrid y allí pudimos ver a Sara muy tranquila. La actriz gallega quiso dar las gracias por el cariño recibido: “Estoy muy agradecida por las muestras de apoyo que me han brindado y feliz por todo el cariño que me ha dado mi familia”. Dentro se vivieron momentos mucho más tensos. Arndt Meyer, como así se llama su agresor, salió de la sala gritando entre sollozos: “Te quiero Sara. Te amo, yo nunca te haría daño”. Al oír estos gritos, Sara se quedó paralizada y abandonó la sala visiblemente aturdida. La joven relató que seguía recibiendo cartas de sus seguidor acosador e incluso una caja llena de fotos y recuerdos sobre ella, mezclados con fotos de vírgenes y muertos. Cansada y con ganas de terminar con todo lo relacionado con este juicio, la actriz abandonó los juzgados con la ilusión de regresar a su vida normal y a la rutina.

 

Durante el juicio el procesado relató cómo sintió "un flechazo" al ver a Sara por primera vez en televisión y decidió venir a España para conocerla en persona. "Me fascinaba. Quería conocer cómo era", aseguró el alemán, quien señaló que unos meses antes del incidente acudió a verla a Getafe a una representación y entró en su camerino para entregarle unas cartas de amor. Un día antes a los hechos, Arndt M. esperó a la actriz a la salida del Teatro Reina Victoria y la obsequió con un mechero con la inscripción del nombre de los dos y otra carta. Según el procesado, ésta le dirigió una sonrisa y le dio a entender que al día siguiente podría ir a recogerla. "Tenía esperanzas", comentó. Y así lo hizo. Pero Sara le comentó que estaba enamorado de un personaje y que ella era real, rechazando que le acompañara. "Me quedé sin palabras. No podía ni hablar y tenía que hacer algo para que ella no se fuera", narró e indicó que sintió celos del chico que le acompañaba. Según su versión, sacó la ballesta de una bolsa militar que portaba con la intención de conseguir alguna reacción de la chica y sin intención de atacarla, puesto que el arma llevaba el seguro puesto. "Yo no disparé la ballesta ni quería ni tenía intenciones de agredirla. Estaba nervioso. Lo hice mal, pero no quería hacerla daño", insistió con voz temblorosa. "Estaba dispuesto a suicidarme ante ella. De eso soy culpable", comentó.




El alemán está acusado de homicidio en grado de tentativa y por tenencia ilícita de armas. Delitos por los que se le ha condenado a doce años y seis meses de prisión, una orden de alejamiento de nueve años, además de una indemnización de 18.000 euros para resarcir a la actriz por los daños morales causados. El abogado defensor del agresor solicitó que se le interne en un centro psiquiátrico por el trastorno de personalidad mixto que sufre con ideas obsesivas.


Más sobre: