Los vampiros de ‘Eclipse’ Ashley Greene y Xavier Samuel aterrizan en Madrid

by hola.com

Ashley Greene y Xavier Samuel están en Madrid. Los actores han hecho un viaje relámpago a España para promocionar la tercera entrega de la saga Crepúsculo, Eclipse, que llegará a los cines el próximo 30 de junio. Ashley Greene da vida a Alice, la hermana de Edward y mejor amiga de Bella, y Xavier es Riley, el cabecilla del ejército de vampiros neófitos que reúne Victoria para acabar con la familia Cullen. Gracias a sus interpretaciones en la saga vampírica más popular de todos los tiempos, los jóvenes actores han dado un gran salto en el séptimo arte.


nullVER GALERÍA



Ashley, que a sus 23 años ha causado sensación por su belleza y estilo en las alfombras rojas de medio mundo, compareció en rueda de prensa, muy clásica vestida de beige con una falda y una blusa de gasa anudada al cuello. Xavier, de 26 años, con vaqueros y camisa, nos deleitó con su simpatía y la mejor de sus sonrisas. Junto al director, David Slade, nos dieron algunas de las claves del filme, de cómo fue el rodaje, lo bien que se lleva todo el reparto y cómo han asimilado la fama gracias a la película, un filme que tiene bastantes diferencias con el libro. “Enriquece mucho que los personajes puedan desarrollarse, marcar diferencias y crecer. Como director, trato de darle mucho margen creativo al actor”, admitió el director.


En Eclipse Bella se verá obligada a elegir entre su amor por Edward y su amistad con Jacob — a sabiendas de que su elección puede hacer saltar la chispa que vuelva a encender la eterna lucha entre vampiros y hombres lobo-. Bella se enfrenta a la decisión más importante de su vida y según el director, “es verdad que es una elección muy difícil. Tendrá que elegir entre Edward, que es frío y duro, y Jacob que es feroz y pasional”. Greene si tuviera que elegir tomaría partido por el vampiro Edward Cullen. “No lo digo porque interpreto a un miembro de su clan, sino que a nivel personal me gusta más su estilo de chico solitario, pero también romántico y educado, que te abre la puerta o te acerca la silla. Eso es lo que me atrae de Edward”, confiesa. 
 

nullVER GALERÍA



Respecto al fenómeno fan que ha surgido con Crepúsculo, tanto Ashley como Xavier reconocen estar alucinados con toda la atención que suscitan. “Los fans se vuelcan con nosotros, y eso que en mi caso soy un recién llegado. Pero ha supuesto una gran responsabilidad para mí saber que estoy en el punto de mira de unos fans que son muy exigentes y se lo saben todo, así que espero no defraudarles. Me parece una situación muy extraña, ya que estoy empezando mi carrera, y de repente, hay espectadores pendientes de mi trabajo”, dice Samuel, mientras que Ashley, que a diferencia de Xavier ha participado en las películas anteriores Luna Nueva y Crepúsculo, piensa que tiene mucha suerte. "A los fans les gusta mucho mi personaje. Me dan constantes muestras de cariño, hasta me abrazan. Y me siento muy cómoda con ellos”. El director también confesó “sentir una gran responsabilidad ya que se trata de trasladar a la gran pantalla los sueños de mucha gente. Yo trato de no ponerme nervioso, centrarme en el guión y hacer la mejor película posible”.


nullVER GALERÍA



Si en algo todos coincidieron fue en señalar que el aspecto más duro del rodaje fue el tiempo. Al estar rodando en Vancouver "el tiempo es muy variable, o salía el sol o llovía torrencialmente. A cualquiera le gusta rodar con sol, pero el guión nos pedía todo lo contrario. Cuando salía el sol intentábamos resguardarnos porque Edward no podía salir resplandeciente bajo los rayos de sol ”, señala David. Xavier quiso además añadir que para él “lo más difícil fueron las secuencias de acción y el hecho de no rodar con lobos, si lo hubiéramos hecho yo no estaría aquí hoy con vosotros”, bromeó el joven actor al que le encanta hacer de malo y que se muestra muy agradecido con David Slade. “Es divertidísimo hacer de malo, además mi personaje tiene cierta complejidad y tiene celos de los humanos porque carece de esa humanidad y lo lleva muy mal”.


VER GALERÍA



Ashley Greene quiso remarcar la buena relación que existe entre el equipo y que no hay rivalidad por querer llegar más lejos. “Existe una buena relación entre nosotros, y creo que aunque somos una familia, estamos abiertos a acoger a los recién llegados. Además, creo que la productora sigue una política de contratar a gente cada vez más simpática para la película. No sólo son grandes actores, sino también buenas personas”.
Para concluir David Slade destacó el gran trabajo del director de fotografía español Javier Aguirresarobe. “Es un profesional muy respetado en Europa, y aunque en Estados Unidos aún no es muy conocido, yo sí que había visto anteriormente su trabajo, y le respetaba mucho.  Los miembros del equipo técnico dedían que si alguien siempre estaba con una sonrisa pintada era Javier. He aprendido mucho de él”.

Más sobre: