Gemma Arterton como en un cuento de hadas junto a su príncipe Jake Gyllenhaal

'Jake es guapísimo. Cuando supe que iba a trabajar con él tuve que pellizcarme para darme cuenta de que no estaba soñando', revela la joven actriz británica

by hola.com

nullVER GALERÍA



Era su debut como princesa Disney y Gemma Arterton no defraudó. La actriz británica, de 24 años, asistió al estreno mundial en Londres de El príncipe de Persia: Las arenas del tiempo junto a su príncipe y héroe en la ficción Jake Gyllenhaal. Arterton deslumbró sobre la alfombra roja con un vestido de Valentino propio de una princesa de cuento de hadas, el pelo recogido y los labios rojos. La actriz, que da vida a la princesa Tamima en el filme, llego del brazo de Gyllenhaal, el príncipe de Persia, al que tanto admira. “Jake es guapísimo. Cuando supe que iba a trabajar con él, tuve que pellizcarme para darme cuenta de que no estaba soñando”, confiesa la actriz


nullVER GALERÍA


Y a tenor de las primeras imágenes de la película, en las que le vemos con el pelo largo, un torso bien definido y la piel bronceada, Jake Gyllenhaal, de 29 años, está irresistible como el astuto príncipe que debe unir sus fuerzas con la princesa Tamina para impedir que un noble malvado se haga con una antigua daga que le permitiría liberar Las Arenas Del Tiempo, un regalo de los dioses que permite darle la vuelta al tiempo y le da a su poseedor el poder de dominar el mundo o destruirlo.

El director del filme, Mike Newell, se mostró muy satisfecho con el resultado de la película: "Jake es increíble. Trabajó durísimo para interpretar a Dastan. Y Gemma es adorable. Cuando yo empecé a trabajar con ella tenía 21 años y acababa de salir de la escuela de arte dramático", comentó.


VER GALERÍA



A diferencia de otros estrenos, la puesta en escena esta vez tuvo lugar en el centro comercial Westfield de Londres que se convirtió en Persia para la ocasión, y hasta allí acudieron el actor Sir Ben Kingsley junto a su mujer, la actriz brasileña Daniela Lavender, el productor Jerry Bruckheimer y los príncipes Michael de Kent. 

Más sobre: