Jesse James, devastado por perder a Sandra Bullock y al pequeño Louis

‘Sandy es el amor de mi vida y el amor que siento por Louis no lo puedo explicar con palabras’, confiesa un apenado y arrepentido James que se muestra resignado a aceptar la decisión tomada por Bullock

Una vez que ha sido publicada la decisión de Sandra Bullock de pedir el divorcio y presentarse al mundo como madre soltera de su hijo adoptado Louis Bardo Bullock, un devastado Jesse James rompe su silencio para manifestar sus sentimientos y asegura que su corazón está roto, pero que entiende lo ocurrido después de haberle sido infiel en numerosas ocasiones. 


“Mi vida entera ha estado llena de duras decisiones, pero la decisión de dejar que mi esposa termine nuestro matrimonio y continuar el proceso de adopción ella sola es lo más duro a lo que me enfrentado nunca. El no tener a Louis cerca para quererlo y abrazarlo ha dejado un enorme hueco en mi corazón”, asegura en su comunicado en el que se muestra muy triste y arrepentido. Bullock y James comenzaron el proceso de adopción hace cuatro años y el pasado mes de enero se hizo realidad su sueño de obtener la adopción de este bebé de Nueva Orleans.


Sandy es el amor de mi vida, pero considerando el dolor y el daño que la he causado, sería egoísta no dejarla ir. Ahora es el momento justo para controlar esta adicción que me ha quitado dos de las cosas que más amo en la vida”, añade Jesse, que recientemente abandonó el centro de rehabilitación para curar sus adicciones en un intento por salvar su matrimonio.


“"Siempre me ha enorgullecido demostrar los errores de la gente. Esa oportunidad ha llegado una vez más para mostrar que no soy lo que todos dicen. En mi corazón sé que puedo ser el mejor padre posible para mis cuatro hijos y ser el compañero que Sandy merece, me doy cuenta que esta es una increíble prueba a superar. Pero creo que los pasos que he dado los últimos 30 días (centro de rehabilitación) son la base para hacer que esto ocurra. Por último, Jesse pide que no juzguen a Bullock y admite toda su culpa: “Les pido por favor que no juzguen a Sandy por las cosas que yo he hecho. Ella no ha hecho ningún mal. Ella ha sido una increíble esposa, madre y la mejor amiga durante los seis años que estuvimos juntos".

Más sobre: