Penélope Cruz flirtea con ‘Mr Big’ en ‘Sexo en Nueva York 2’

La actriz española tratará de seducir al marido de Sarah Jessica Parker en la ficción

nullVER GALERÍA


Cuando faltan dos meses para que se estrene la película Sexo en Nueva York 2, se van desvelando algunos detalles del esperado filme que llegará a nuestras pantallas el 4 de junio. Penélope Cruz, Miley Cyrus, Barbra Streisand y Liza Minelli son algunas de las estrellas que protagonizan diversos cameos de lujo en esta película, en la que podremos ver a una bella Penélope Cruz tratando de seducir a Mr. Big (Chris Noth), marido de Carrie (Sarah Jessica Parker). 

VER GALERÍA


Dos años después de su boda, Carrie y Mr Big no atraviesan su mejor momento sentimental y será entonces cuando Penélope entrará en escena para flirtear con el marido de Carrie en un bar. Por su parte, un antiguo novio de Carrie, Aidan, personaje que da vida John Corbett, aparecerá y tratará también de confundir los sentimientos de la protagonista.


VER GALERÍA



Estas y muchas otras historias vivirá Carrie, que después de dos años se reencontrará con Charlotte, Samantha y Miranda y juntas compartirán momentos aderezados con grades dosis de humor y diversión. Además, en la segunda entrega del esperado filme podremos disfrutar, a través de flashbacks, de cómo fue la llegada de las estas sofisticadas jóvenes a la Gran Manzana y el comienzo de su amistad. Las protagonistas abandonarán el glamour y las firmas más exclusivas del momento para volver a la época del pelo cardado, pantalones desteñidos y faldas tutú. Luego veremos cómo, a medida que transcurre el tiempo, la vida de algunas de ellas cambia por completo tras casarse y tener hijos, mientras que para otras seguirá como siempre, en una espiral alocada y de desenfreno, como es el caso de Samantha.

VER GALERÍA

 

Aún así y pese a comprobar que sus vidas han tomado rumbos diferentes, volverán a unirse para dejar a un  lado la rutina diaria y embarcarse en un viaje al paraíso del lujo asiático, Abu Dhabi, donde protagonizarán las situaciones más divertidas y las firmas neoyorquinas dejarán paso a las chilabas y joyas al más puro estilo Lawrence de Arabia.

Más sobre: