John Travolta 'aterriza' en el Gran Premio de Australia de Fórmula 1

En el circuito de Fórmula 1 la atracción está en la pista, aunque en muchas ocasiones también las gradas bullen con la presencia de rostros conocidos. Este fue el caso del Gran Premio de Australia, lugar que visitó el actor John Travolta, que acudió como invitado de la línea aérea Quantas, de la que es embajador desde el año 2001. Aunque es un experto piloto, en esta ocasión llegó como pasajero de un avión de la compañía y no a los mandos de su avión particular, un jet 707, en el que se desplaza en numerosas ocasiones.

 

nullVER GALERÍA


Perfectamente uniformado y acompañado de dos azafatas, el artista posó con uno de los coches que, según explicó, tienen algo en común con los jets: la velocidad. “La velocidad es excitante, pero tienes que ser un deportista para ser piloto de Fórmula 1. Tienen mucha resistencia para afrontar la carrera, no es una tarea fácil y lo admiro”. Travolta tenía mucha ilusión por estar presente en la carrera que finalmente ganó Jenson Button. “He estado en la Indy 500 y en Europa en un par de carreras, pero nunca aquí y he oído que es uno de los mejores circuitos, estoy deseando comprobarlo”.

 

VER GALERÍA


Recientemente se ha cumplido un año de la trágica muerte de su hijo Jett, a los 16 años, y el intérprete ha declarado que su religión ha sido un apoyo muy grande para superarlo y que lo ocurrido le ha hecho replantearse sus prioridades en la vida. Kelly Preston y John Travolta tienen otra hija, Ella Blue, de nueve años, que a finales del año 2009 debutó en la gran pantalla junto a sus padres en la cinta Old Dogs.

Más sobre: