Nicolas Cage recibe en el set de rodaje la visita de su mujer, Alice Kim, y de su hijo, Kal-El

El actor rueda en Manhattan la película 'The Sorcerer Apprentice', una nueva versión de 'El aprendiz de brujo' que Disney llevó al cine con Mickey Mouse en la película 'Fantasía'

Después de largas e intensas horas de trabajo, pasar un tiempo con la familia es un buen método para relajarse. También es el caso de los actores, quienes tras duras jornadas de rodaje aprovechan los ratos libres para estar con sus seres queridos. Así ha sido el caso de Nicolas Cage, que rueda estos días en Nueva York escenas de su próxima película, The Sorcerer Apprentice.

El ganador de un Oscar por Leaving Las Vegas se mete en la piel de un hechicero en su nuevo filme, en el que comparte cartel con Alfred Molina y Mónica Belluci y que es una versión moderna de El aprendiz de brujo que Disney llevó al cine con la película de animación Fantasía. Para interpretar su papel, Cage está caracterizado con una peluca y un atuendo de lo más medieval, capa de mago incluida.

Esta semana, el equipo de la película se trasladó a la iglesia de la Intercesión en Uptown, Manhattan. Y fue allí donde el actor recibió la visita de su mujer, Alice Kim, y de su hijo, Kal-El. Muy abrigados para hacer frente a las bajas temperaturas que reinan en la ciudad de los rascacielos (hace unos días los ciudadanos neoyorquinos tuvieron que hacer frente a una intensa nevada), madre e hijo acudieron a saludar al intérprete y ya de paso a hacerle más ameno el día de rodaje.

Después de dos matrimonios fallidos con Patricia Arquette y Lisa Marie Presley, Nicolas Cage se casó el 30 de julio de 2004 con Alice Kim, una camarera de origen asiátrico a quien conoció un Día de San Valentín mientras trabajaba en un restaurante de Los Ángeles. Un año después, el 3 de octubre de 2005, la pareja daba la bienvenida a su único hijo. Como gran aficionado a los cómics que es, el artista le llamó al pequeño Kal-El, nombre kryptoniano del superhéroe Superman.

En los últimos meses, Nicolas Cage ha acaparado más titulares en los medios de comunicación por sus problemas financieros. El 10 de octubre de 2009 saltaba la noticia de que debía más de cuatro millones de euros a la Hacienda pública estadounidense por el impago de impuestos en referencia al ejercicio fiscal de 2007, así como más de 235.000 euros por impuestos no pagados entre los años 2002 y 2004. Un mes después, salieron a subasta pública dos mansiones que el actor poseía en Nueva Orleáns y que le fueron embargadas, aunque por aquel entonces él ya había logrado vender un castillo en Alemania, otro en Inglaterra y otras residencias que tenía en Las Vegas y California.

Más sobre: