Penélope Cruz, Maribel Verdú, Manuela Velasco, Silvia Abascal y Marta Etura compiten en belleza en la gala de los Goya

Las invitadas más atrevidas fueron Paz Vega, Bimba Bosé, Natalia Verbeke y Ángeles González-Sinde

El desfile por la ya habitual alfombra verde de la XXIV edición de los Goya estuvo amenizado por el glamour y elegancia de nuestras actrices en el Palacio Municipal de Congresos de Madrid. Grandes firmas nacionales e internacionales tuvieron el privilegio de vestir a las estrellas de la gala, que pese a las bajas temperaturas, desfilaron como auténticas divas de Hollywood en la gran noche del cine español.


VER GALERÍA



El glamour de la velada llegó de la mano de Penélope Cruz, Maribel Verdú, Manuela Velasco, Marta Etura, Silvia Abascal o Clara Alonso, que lucieron los diseños más elegantes de la noche. La protagonista de Los Abrazos Rotos eligió para su presentación en sociedad junto a Javier Bardem un vestido Gianni Versace vintage en color blanco roto, la melena suelta y joyas de Chopard. Penélope, con la mejor de sus sonrisas, comentó a su llegada que la noche prometía. Quizá ella ya sabía la sorpresa final de Pedro Almodóvar. “Prefiero estar esta noche en Madrid para asistir a los Goya que acudir el lunes a la comida de candidatos de los Oscar”, comentó Penélope, que llegó acompañada por su padre. Eduardo Cruz no quiso hablar sobre la relación de su hija con Bardem, pero sí afirmó que le encantaría ser abuelo.  "Imagíname a mí paseando un carrito por el parque", declaró el padre de la actriz.


VER GALERÍA



Goya Toledo, fiel a esta cita, llevaba un vestido de pedrería y falda de volantes, de Elie Saab, adornado con joyas de Bárcena y zapatos, diseñados por la actriz Candela Peña. Maribel Verdú, radiante con el pelo recogido, joyas de Bulgari y un vestido de gasa negro de Nina Ricci, a juego con bolso y zapatos de la firma, causó sensación a su llegada a la ceremonia. Manuela Velasco eligió el color verde agua con un diseño de Christian Dior, firma elegida también por Clara Alonso que levantó suspiros a su paso. Haciendo honor al día de San Valentín, Marta Etura, nominada al igual que su novio, Luis Tosar, por Celda 211, escogió un vestido de color rojo de Oscar de la Renta para la noche en la que, además de triunfar el amor, Luis y ella se llevaron sendos galardones.


VER GALERÍA



Estas y muchas otras invitadas fueron rivales en belleza y elegancia sobre la alfombra verde. Además este año, como novedad, no sólo se premió el buen cine. Cada una de las asistentes a la gala compitieron por alzarse con el premio a "la Maja de Goya", un galardón que se llevará la mujer más elegante y glamourosa de los Goya 2010. Se trata de una pieza única de la firma Carrera y Carrera, valorada en 25.000 euros, que se entregará a la ganadora el 25 de febrero en la sede de la Academia del Cine.



VER GALERÍA



Algunos de los diseños más llamativos y atrevidos de la noche los lucieron invitadas como Paz Vega que eligió un diseño de Hannibal Laguna, la ministra de Cultura Ángeles Gonzalez-Sinde, un vestido de Amaya Arzuaga, Natalia Verbeke, con un Antik Vatik, pero sin duda la más arriesgada fue Bimba Bosé, que escogió un traje de chaqueta de David Delfín en amarillo a juego con su pelo. En el apartado masculino llamó la atención el look de Eduardo Noriega. El actor, recién llegado de la Berlinale donde presentó el corto El mal ajeno, lució una chaqueta de Moschino con las solapas en blanco acompañada por unos vaqueros. Un elegante y bronceado Javier Bardem, con traje de chaqueta negro, Jordi Mollá, con un esmoquin de Armani Collezioni, Mario Casas, ataviado con un clásico traje azul marino, y Juan Diego Botto también estuvieron entre los actores más atractivos de la velada. 

Vote a la actriz más elegante de la XXIV edición de los Goya

Más sobre: