Entrevistamos a Mel Gibson en la première de 'Al límite' en Madrid: 'Dejé de actuar porque sentía que no estaba haciendo nada nuevo'

El australiano ha presentado en la capital española su primer trabajo como actor en ocho años

by hola.com

Es una estrella sin aires de estrella. Mel Gibson ha visitado Madrid para presentar Al límite, la película que le devuelve a la gran pantalla tras ocho años de ausencia. El lunes por la noche y acompañado por su novia, Oksana Grigorieva, y el productor de la cinta, Graham King, el actor asistió a la première en la capital, a la que asistieron numerosas personalidades del mundo de la cultura, el deporte y la comunicación en general. Tras la proyección, el actor y su novia disfrutaron de la noche madrileña saliendo a cenar a un conocido restaurante de la ciudad.


VER GALERÍA


Por la mañana, actor y productor habían comparecido ante los periodistas en un céntrico hotel madrileño. Vestido de manera informal y disculpándose antes de comenzar la rueda de prensa (“Soy mal viajero y me afecta el cambio horario, así que siento si lo que digo tiene poco sentido”), Gibson habló del filme que supone su regreso como actor: “Hace ocho años decidí dejar de actuar porque me sentía sin ideas. Después de 30 años haciendo lo mismo te sientes trasnochado, pero esta era una historia interesante”. La estrella de Hollywood, de 54 años, añadió que para papeles de acción como este “sigo moviéndome bastante bien, me mantengo en forma”. “Para Martin Campbell (el director) y para mí era un sueño recuperar a Mel, y lo conseguimos con el guión”, dijo por su parte King.


VER GALERÍA


En la película, que se estrena en España el próximo 26 de febrero, Gibson interpreta a Thomas Craven, un policía de Boston que investiga la muerte de su hija después de que ésta haya sido asesinada ante sus propios ojos. En la trama, el protagonista decide saltarse las reglas, algo que Gibson no cree que deba hacerse: “Todos nos hemos sentido decepcionados alguna vez con la justicia, pero tomártela por tu mano es una fantasía.”

Al límite está basada en una serie de televisión británica de los años ochenta de la que Gibson era seguidor: “Yo era fan de la serie y era de las pocas cosas que veía entonces en televisión. En esta película quise aportar un toque de realidad, hacerla más creíble”, aseguró el actor. “Toda película debe entretener, y si además educas al espectador mucho mejor. Eso es lo que yo pretendo conseguir con mis películas.”


VER GALERÍA


Durante los años que no ha actuado, Gibson ha dirigido La pasión de Cristo y Apocalypto, experiencias que han cambiado su manera de trabajar como actor: “Hace que sientas más empatía con el director y entiendes mejor las líneas que te separan de él. Me di cuenta de que si alguien tiene una buena idea, como director debes aprovecharla, ya que hacer una película es, al fin y al cabo, un esfuerzo de colaboración. A mí me gusta más dirigir.”

Gibson explicó por qué rueda películas históricas en su lengua original: “Me parece muy eficaz, da una sensación de mayor realidad a lo que haces.” De hecho, su próximo proyecto como director es una película de vikingos que quiere rodar en nórdico antiguo: “Me senté con Graham a hablar de los mitos nórdicos para escribir una historia, porque aún no he visto una película buena de vikingos.” Sin embargo, no se opone a que se doblen sus películas: “Hay dobladores muy buenos, pero yo prefiero ver las películas en su idioma original.”


nullVER GALERÍA


El actor dijo que no busca encasillarse y comentó que acaba de rodar con Jodie Foster una película en la que se mete en la piel de “un hombre que se enfrenta a una depresión clínica”. “El sistema está cambiando y hay que buscar buenas historias”, declaró. “En Los Ángeles cuesta mucho dinero hacer una película y por eso tienes que irte fuera. Voy a rodar en México una producción cien por cien mexicana sobre la historia de una cárcel. Como director, no voy a volver a usar película antigua y utilizaré siempre película digital, porque los resultados que consigues son alucinantes.”

Mel se mostró también simpático y bromista cuando le preguntaron si, al igual que John Smith -el personaje al que puso voz hace 15 años en la película Pocahontas-, ‘alguna vez ha oído al lobo aullarle a la luna azul’ como decía la canción: “Sí, cuando me afeito todas las noches”, respondió divertido.


VER GALERÍA


Para terminar, Mel Gibson dio su opinión sobre los Oscar y recordó cómo vivió la experiencia de ganar los dos suyos por Braveheart: “Intento estar al día y siempre me impresiona alguna película o interpretación. Antes de ganar el Oscar un compañero me dijo que nos había soñado vestidos de negro. ‘Será un funeral’, le dije yo. Y tiempo después nos los dieron. Es un juego, una diversión. A veces hay obras de arte que merecen recibir más atención y lo consiguen gracias al Oscar.

Más sobre: