Gran interés en Inglaterra por la polémica caída de Loles León en una habitación de hotel de Jeremy Irons, hace diez años

La actriz explica su polémico accidente ante el interés suscitado en el diario británico 'Daily Mail'

by hola.com

Más de 45.000 euros tendrá que pagar en total el madrileño Hotel Santo Mauro a Loles León por la caída que sufrió hace diez años en la habitación de Jeremy Irons. La noticia no sólo nos ha sorprendido a los españoles, también los ingleses se han hecho eco de 'la anécdota' protagonizada por esta pareja de actores y Loles ha concedido unas esclarecedoras declaraciones al periódico británico Daily Mail. "Fui a la habitaciónh del hotel pensando que nada malo me sucedería con Jeremy pero no soñé ni por un minuto que acabaría en el hospital", resume la actriz.  

"Por aquel entonces yo acababa de rodar con Penélope Cruz en Praga. Un amigo me dijo que si quería asistir a un programa de televisión y le dije que no. Entonces, me dijo que Jeremy Irons también iba a ir  y le dije que contara conmigo, que quería conocerle. Nos vimos en la sala VIP. Me impresionó lo guapo y alto que era, aunque no es mi tipo pero me atrajo su personalidad. Era encantador y ciertamente muy inteligente. Conectamos inmediatamente y hablamos en francés."

La protagonista de Aquí no hay quien viva continúa diciendo: "Teníamos mucho en común. Hablamos sobre nuestra profesión, directores, escritores e ideas. Soy una persona a la que le gusta vivir la vida a tope y a Jeremy también, por lo que nos lo pasamos genial juntos. Él me preguntó si tenía algún plan para después del programa. Le dije que no tenía y me invitó a cenar."  Según relata Loles al diario inglés, degustaron un exquisito menú francés en Caripen Bistro, en el centro de Madrid. Bebieron champán y hablaron de todo durante toda la noche: "Fue muy atento, abierto, amigable y curioso. Le encanta hablar y me contó mucho acerca de su familia, su esposa, Sinead, y sus hijos."

Tras la cena, la pareja de actores acudió a una discoteca y Jeremy le dijo: "Mi hotel no está muy lejos, vamos allí a tomarnos la última copa." La actriz española explica: "Fue un caballero y abrió la puerta de la suite para que pasara yo primero. No tenía ni idea de que la habitación tenía dos pisos. Estaba oscuro y cuando fui a encender la luz me caí."

El resto de la historia ya es bien conocida por todos. A consecuencia de la caída permaneció ingresada 36 días en el hospital ya que se rompió la pelvis y la muñeca derecha. "Me envió al hospital una gran caja de bombones y un ramo de flores y ya nunca más volvimos a hablar. Ahora cada vez que se encuentra con Antonio Banderas o Penélope Cruz, pregunta: "¿Cómo está Loles, la chica que se cayó por las escaleras?", declara haciendo gala de su habitual sentido del humor.

Más sobre: