Loles León, indemnizada por la caída que sufrió hace diez años en la suite de Jeremy Irons en un hotel madrileño

El Tribunal Supremo ha condenado a los propietarios del hotel Santo Mauro a pagar 44.292 euros a la actriz, que se fracturó la pelvis y la muñeca derecha

by hola.com

Ocurrió la noche del 9 de octubre de 1999. Loles León había coincidido ese día con Jeremy Irons en un programa de televisión y tras la grabación ambos salieron a cenar con unos amigos por el madrileño barrio de Chueca. Después decidieron tomarse una copa en la habitación que el actor británico tenía reservada en el hotel Santo Mauro de la capital. Al llegar a la suite, se dieron cuenta que no había luz y la actriz entró primero para buscar un interruptor. “Él es un señor caballeroso y me dejó pasar antes”, explica ella. Pero no vio las escaleras que daban acceso a la zona habitable de la habitación y se cayó, rompiéndose la pelvis y la muñeca derecha.

En julio del año siguiente, Loles presentó una demanda contra la compañía Anca Hoteles, propietaria del hotel, en la que solicitaba una indemnización de 551.377 euros. El Juzgado de Primera Instancia número 11 de Madrid desestimó la demanda, pero la Audiencia Provincial de Madrid, en una sentencia dictada en abril 2005, condenó al hotel a pagar 41.227 euros a la actriz por las lesiones. El tribunal rebajó la cuantía de la indemnización que solicitaba Loles al entender que ella era responsable, por su conducta imprudente, de un 75 por ciento de la caída y el hotel del otro 25 por ciento por no contar la habitación con las luces de emergencia que establece la normativa.

Loles no estuvo de acuerdo con esta sentencia y presentó un recurso exigiendo una compensación mayor, ya que al haber tenido que permanecer hospitalizada 36 días (45 según ella) por sus lesiones no pudo cumplir con dos contratos que tenía: uno con una productora de cine española, por cuya pérdida sí fue indemnizada, y otro con una productora australiana que le supuso una pérdida de 12.000 euros.

Ahora, más de diez años después, el Tribunal Supremo ha compensado a la actriz y ha incrementado en 3.065 euros la indemnización que la propietaria del hotel debe pagarla. El Alto Tribunal ha considerado que León podía haber cumplido con los dos contratos, ya que “es uso habitual en la profesión que los intérpretes compaginen diferentes rodajes”. “La experiencia enseña que los actores suelen esforzarse al máximo por aprovechar las épocas en las que les ofrecen papeles, dado su siempre incierto futuro profesional”, añade el juez.

La artista catalana se ha mostrado contenta con la resolución, porque “cierra una página” y “se quita un peso de encima”, aunque asegura que la cantidad no le parece justa porque tuvo que gastarse más en su recuperación. Además, asegura que le han quedado secuelas de la caída: “El nervio ciático se me quedó pillado y no me puedo operar. Por eso a veces cojeo”, confiesa la actriz.

Más sobre: