Un paseo por Beverly Hills con Nahla, la hija ‘modelo’ de Halle Berry y Gabriel Aubry

by hola.com Desde que la actriz Halle Berry, considerada una de las mujeres más sexys del mundo, se convirtiera en mamá, la maternidad se ha convertido en su prioridad. Su hija Nahla, de veinte meses, es adorable y podría considerarse una niña 'modelo', y es que, como dice el refrán, de casta le viene al galgo: ella es una de las actrices más atractivas y deseadas de Hollywood, y Gabriel Aubry, un cotizado modelo, así que la hija de ambos ha heredado los ojos claros y la boca de su padre, y el pelo y el color de piel de su madre.


nullVER GALERÍA


Madre e hija salieron de compras al supermercado Bristol Farms de Beverly Hills. La pequeña, que es una niña muy observadora y despierta, se ha acostumbrado a que le persigan los paparazzi y no duda en saludarlos con simpatía cada vez que los ve, tal y como podemos ver en las fotografías.


VER GALERÍA



Halle admite estar muy feliz al lado del padre de Nahla, Gabriel Aubry, al que curiosamente conoció en una parada de autobús, pero no porque el modelo estuviera esperando para cogerlo, tal y como la actriz acaba de contar en el programa de televisión el show de Jay Leno. “Él no iba en el autobus —explicó la protagonista de Catwoman—, estaba en un anuncio pegado en el bus. “Vi la foto y simplemente pensé: 'Es muy guapo'. A los tres días de verlo, Halle Berry acudió a una sesión fotográfica en noviembre de 2005, y allí —casualidad o destino— estaba Aubry, diez años menor que ella.


VER GALERÍA



Desde entonces viven una bonita historia de amor que dura ya cuatro años, aunque ninguno de los dos se plantea la idea de casarse. “Tengo una idea muy clara —dice— de lo que son las relaciones y sé que jamás volvería a casarme -después de dos divorcios-. Gabriel y yo tenemos una relación excelente y una hija maravillosa, pero ya fui suficientemente estúpida una vez confiando en el amor para toda la vida y me di cuenta de que nunca se sabe si eso es posible”. Y a ello añade: “Gabriel y yo no pensamos en que nuestra relación dure o no para siempre, nos preocupa el día a día. Y eso significa ser las mejores personas que podamos ser, así como los mejores padres. Es increíble, pero ninguno de los dos siente la necesidad de atarse al otro para toda la vida, más que nada, porque puede que no sea así”. No obstante, Halle, de cuarenta y tres años de edad, recientemente desmintió que volviera a estar embarazada, aunque estaría dispuesta a ser madre de nuevo,. “Estoy abierta a tener otro hijo —declara—. De hecho, la maternidad es a partir de ahora mi prioridad”.

Más sobre: