Gwyneth Paltrow y Jennifer Aniston: dos antiguos amores de Brad Pitt se reencuentran en Marrakech

Coincidieron en la inauguración del lujoso Hotel La Mamounia, entre cuyos invitados se encontraban Miranda Kerr, Orlando Bloom, Salma Hayek y Adrien Brody

nullVER GALERÍA

PULSE SOBRE LA IMAGEN PARA VER LA GALERÍA FOTOGRÁFICA

La inauguración del lujoso Hotel La Mamounia de Marrakech logró reunir sobre su alfombra roja un plantel de estrellas digno de la noche de los Oscar. Y lo que es más importante, hizo posible que coincidieran dos antiguos amores de Brad Pitt, Gwyneth Paltrow y Jennifer Aniston. La primera fue novia del actor a mediados de los noventa pero fue la protagonista de Friends la que consiguió llevarlo a altar aunque el tiempo demostrara que su unión no sería para siempre.

nullVER GALERÍA

No posaron juntas pero por separado se comportaron como las estrellas que son y derrocharon glamour con sus perfectos estilismos. Gwyneth optó por un vestido drapeado de inspiración clásica en color maquillaje, mientras que Jennifer volvió a apostar por el siempre elegante color negro. Pero con quien sí se fotografió Paltrow fue con Orlando Bloom y su novia, la modelo Miranda Kerr, que fue una de las invitadas más bellas. Tanto es así que su pareja le silbó hasta ruborizarla. Otras de las guapas por derecho propio fueron la actriz Juliette Binoche y la presentadora Jose Toledo.

nullVER GALERÍA

A la fiesta también acudió uno de los actores más demandados del celuloide, Adrien Brody, quien evitó contestar preguntas acerca de su ex pareja, Elsa Pataky. Tan sólo se limitó a decir: "Es fantástica". Mucho más elocuentes se mostraron Salma Hayek, vestida con un impresionante modelo de Gucci, y Goya Toledo, que hablaron maravillas de su amiga Penélope Cruz, Ambas reconocieron que se intercambian trucos e ideas de moda con la madrileña y que ésta tiene un gran gusto a la hora de crear estilismos.

nullVER GALERÍA

Pero no sólo Hollywood estuvo presente en tierras marroquíes. También el estilo y la belleza española también tuvieron un papel muy destacado. Tamara Falcó deslumbró con un impecable diseño de Óscar de la Renta, Martina Klein lo hizo con uno de Ángel Schlesser y Pilar López de Ayala con uno de Chanel.

Más sobre: