Nicole Kidman retoma su cruzada contra la violencia de género

by hola.com Una buena causa es la que ha llevado a Nicole Kidman a sentarse frente a una comisión del Congreso de Estados Unidos, en el Capitolio, como ya hiciera el año pasado en la ONU. En calidad de embajadora del Fondo de Desarrollo de las Naciones Unidas para la Mujer y vestida con un sobrio conjunto negro, la actriz reclamó más ayudas para las mujeres que sufren maltrato, tanto en el país americano como en otros que viven una situación de subdesarrollo. “La violencia contra las mujeres y niñas es, quizá, la violación de los derechos humanos más amplia y sistemática en el mundo. No reconoce fronteras, ni raza, ni clase” explicó.

Utilizando el entorno del cine que es el que conoce a la perfección y en el que se encuentra inmersa, admitió que Hollywood podría dar una imagen distorsionada de la mujer, lo que probablemente fomenta que la consideren débil y provoca, por tanto, actitudes erróneas contra ella. “No puedo responsabilizarme de todo Hollywood, pero sí hacerlo de mi propia carrera” dijo la mujer de Keith Urban. Sin embargo quiso matizar que el cine también había ayudado en ciertos momentos a esta causa. Abogando por una mayor implicación del gobierno, aseguró que las leyes “no se aplican en la realidad”.

La australiana vive un momento personal que nada tiene que ver con el de las mujeres a las que presta su voz. Acaba de celebrar su tercer aniversario de boda con el músico Keith Urban, de quien está igual de enamorada que el primer día, y su hija Sunday Rose ha cumplido un año. El trabajo también le sonríe ya que, dentro de poco, estrenará la película Nine en la que comparte cartel con Penélope Cruz, Marion Cotillard y Judi Dench, entre otros actores.

Más sobre: