Victoria de Suecia, invitada de honor del príncipe Alberto en la Ópera de Montecarlo

La Princesa asistió a la Gala de la Organización Europea para la investigación y el tratamiento del Cáncer que se celebró en el principado

null

La Princesa Victoria se convirtió en el centro de atención en la gala que la Organización Europea para la Investigación y el Tratamiento del Cáncer organizó en Montecarlo. El acto tuvo lugar en un marco incomparable: la Ópera Garnier de la capital monegasca. La Heredera al trono sueco acudió sola. Esta vez no estuvo acompañada por su prometido, Daniel Westling, pero su carisma y su elegancia la convirtieron en protagonista absoluta de una noche en la que el glamour y la solidaridad iban de la mano. Victoria eligió para la ocasión un vestido en color blanco roto de inspiración romana muy favorecedor y un chal a juego. Siempre discreta en sus complementos, escogió unos bonitos pendientes, que destacaban con el recogido clásico de su cabello, y una cartera de mano plateada con brocados.

null

En esta velada hubo dos ausencias destacadas e importantes: la de su prometido y la de la la novia del príncipe Alberto, Charlenne Wittstock. Aunque quienes no quisieron faltar fueron algunos otros representantes de la nobleza europea, como los príncipes Astrid y Lorenzo de Bélgica. Y fue la princesa Astrid quien pronunció uno de los discursos de la noche, al igual que Alberto de Mónaco.

null

Además, este no es único acto al que han asistido los belgas durante este fin de semana. También acudieron a la II edición de los Premios de la Fundación Alberto II y al estreno de la película Oceans, de los directores Jacques Perrin y Jacques Cluzaud. Y en ambas citas estuvieron acompañados por el soberano monegasco y Charlene Wittstock, que sorprendió con un nuevo look. La novia del Príncipe optó por un peinado con reminiscencias de los años treinta para una noche inolvidable.

Más sobre: