Orlando Bloom y Miranda Kerr juegan al despiste en París

Sin perder la sonrisa, la pareja ha evitado en todo momento que se les fotografiase juntos durante su estancia en la capital francesa

A pesar de los rumores que apuntaban a una posible ruptura, lo cierto es que Orlando Bloom y Miranda Kerr son novios desde hace dos años y siguen felices y enamorados. Sin embargo, en una de sus últimas apariciones, la pareja ha querido mantener las distancias para evitar el acoso de los paparazzi.

null
Miranda y Orlando optaron por salir de compras por separado en París



Orlando y Miranda se reunieron en la ciudad del amor para disfrutar de unos días de descanso y asistir a la Semana de la Moda de París. La popular pareja intentó despistar a las cámaras para evitar que se les fotografiara juntos. Mientras la modelo australiana de Victoria Secret entraba y salía de las tiendas más exclusivas de la capital del Sena, el protagonista de Piratas del Caribe acudió a una tienda de calzado deportivo.

Después de un ajetreado día de compras, la pareja se citó en el café Ruc para tomar un respiro y incluso salieron por separado del local para evitar los flashes. No obstante, la pareja derrochó simpatía y no perdió en ningún momento la sonrisa, incluso a pesar de descubrir que había fotógrafos esperándoles.



La pareja se encontró en el Cafe Ruc de París y salieron por separado 



No es la primera vez que les vemos disfrutando de los románticos rincones de París, el verano del pasado año el actor inglés, de 32 años, y la bella joven australiana, de 26, se dejaban ver en la capital francesa donde ella realizaba una sesión de fotos para Victoria Secret. Debido a sus respectivos trabajos no pueden estar todo el tiempo juntos que les gustaría. La carrera de ambas estrellas sigue en ascenso. Miranda es la nueva imagen de la fragancia Dream Angels Heavenly Enchanted, la nueva fragancia de Victoria Secret,  y acaba de lanzar una línea de productos cosméticos, Kora, mientras que Orlando Bloom está pendiente del estreno de tres películas, Sympathy for Delicious, en la que da vida a una estrella de rock, Main Street, junto a Patricia Clarkson y Colin Flirth, así como The Cross, la última película de Andrew Niccol, guionista y ganador de un Oscar por el Show de Truman y que ahora preparará La Huésped, la novela de Stephenie Meyer al margen de la saga Crepúsculo

Más sobre: