Brad Pitt y su hijo Maddox, los reyes de los recreativos

Disfrutaron de una divertida tarde en la que no faltaron los coches de choque, los videojuegos y la comida rápida

Los Pitt-Jolie han pasado buena parte de sus vacaciones en la casa que la pareja de actores poseen en el sur de Francia. Junto a sus seis hijos, Maddox, Pax, Zahara, Shiloh, Max y Vivienne han disfrutado del verano en Europa. La semana pasada Brad Pitt revolucionaba el Festival de Cine de San Sebastián y se perdía por los rincones del Museo Chillida Leku en la localidad de Hernani, admirando sus impresionantes esculturas.

null

Sin embargo, después de unos días de trabajo y placer, el protagonista de Leyendas de Pasión se ha reincorporado a su papel preferido, el de padre. Y este fin de semana se ha dejado ver por una sala de recreativos en Nueva York  junto a su hijo mayor, Maddox, de ocho años. El pequeño estaba encantado de tener como piloto de su auto de choque a su padre, que demostró, entre carcajadas sus habilidades al volante.

null

Pitt y Maddox disfrutaron al máximo del local que la cadena de entretenimiento Dave & Buster tiene en el exclusivo barrio de Manhattan. El actor hizo gala de su paciencia con los niños, una vez más, y esperó resignado a que a su hijo le tocara el turno en cada uno de los juego. Fue una jornada sólo para chicos llena de atracciones, videojuegos, y menú al más puro estilo americano: grandes vasos de cola, generosas raciones de nuggets, aros de cebolla y patatas fritas, entre otras opciones, los esperaban en la carta si necesitaban reponer fuerzas.  Pocas horas más tarde ambos llegaban al aeropuerto JFK de Nueva York poniendo así punto y final a unos días llenos de compromisos para Pitt. Brad no sólo ejerció de padrazo sino que se reunió con Bill Clinton para hablar de su proyecto para reconstruir Nueva Orleans.

Más sobre: