Emma Suárez, Goya Toledo, Lorena Bernal y Pilar López de Ayala dan la bienvenida a... ¡Brad Pitt!

El actor fue el más esperado en la sesión inaugural del Festival de Cine de San Sebastián

 

null

Ni el mal tiempo ni las horas de espera hicieron mella en el ánimo de los aficionados al séptimo arte que estaban en los alrededores del Teatro Victoria Eugenia para ser testigo de una noche llena de estrellas. La gala inaugural del 57º Festival de Cine de San Sebastián superó con creces las espectativas. Un simpático y atractivo Brad Pitt desataba la locura a su llegada. Fuera de concurso, ha venido a presentar su último filme, Malditos Bastardos, y, por lo que parece, también ha llegado dispuesto a robar el corazón de muchas. El novio de Angelina Jolie acaparó todas las miradas. Con una imagen mucho más elegante que la que había lucido a su llegada a la ciudad Donostiarra, Pitt volvió a dar una lección de estilo en estado puro. Optó por el total look en color negro y demostró, una vez más, que le gusta ir a la moda: en lugar del clásico zapato negro optó por unos elegantes slippers, en los que llevaba bordadas, en dorado, sus iniciales (BP).

null

No obstante, el resto de invitados no se lo pusieron nada fácil a la hora de recibir aplausos en la alfombra roja. Las 'reinas' del cine español destacaron por su belleza y elegancia en San Sebastián. Una de las más aplaudidas fue la actriz Goya Toledo, que lució un impresionante vestido blanco y piezas de la firma de joyería Bárcena. También estaba espectacular su compañera, Enma Suárez, que eligió un vestido rojo de inspiración romana. Muy diferente fue el modelo que llevó Pilar López de Ayala, en el que predominaban las semitransparencias.

null

Pilar coincidió en el color con una recuperadísima Lorena Bernal, quien tres meses después de convertirse en madre de su primer hijo ya vuelve a tener su figura de siempre. Aunque, sin duda, quien más sorprendió fue la camaleónica Elena Anaya. Casi irreconocible lució un moderno traje de cóctel en color fucsia y estrenó imagen. Demostró que el pelo corto y rubio no le quita ni un ápice de belleza.

 

Más sobre: