Las mil caras de Johnny Depp

Es el actor más camaleónico de Hollywood: desde Eduardo Manostijeras al Sombrerero Loco de Alicia en el País de las Maravillas no ha dejado de sorprendernos

by hola.com

 Si hubiera que definir como actor con un sólo adjetivo a Johnny Depp, éste sería camaleónico. Y es que nos sorprende en cada una de sus películas y no teme abordar ningún papel.  A lo largo de su carrera cinematográfica le hemos visto encarnando a multitud de personajes, a cada cual más particular. Sabe dar el toque maestro en cada una de sus interpretaciones. Un diabólico barbero, una inocente criatura con tijeras en sus manos, el dueño de una alocada fábrica de chocolate, un pirata cobarde que nos robó el corazón...  Eso y mucho más es Johnny Depp, un actor consagrado con mucho aún por demostrar.

null

De entre todos los directores con los que ha trabajado, cabe destacar la relación especial que le une con Tim Burton. El cineasta intenta dar a todas sus películas su particular visión de las cosas y el actor se ha convertido en una de las piezas que hace que todo en el escenario encaje a la perfección. Johnny Depp trabajó con él por primera vez en Eduardo Manostijeras. En este filme pudimos ver su lado más tierno al interpretar a una criatura creada por un inventor cuyas manos eran afiladas cuchillas.

Desde entonces, se creó un vínculo especial entre ambos y han trabajado juntos en Ed Wood, Sleepy Hollow –en la que Depp da vida a un joven investigador con fobia a la sangre que viaja a un pueblo para resolver una serie de crímenes- o Charlie y la fábrica de chocolate, basada en el cuento de Roald Dahl. Más reciente es su colaboración en Sweeney Todd, un musical en la que Burton supo sacar lo mejor de su actor fetiche –ganó un Globo de Oro y recibió una nominación al Oscar al Mejor Actor, entre otros reconocimientos. Interpretaba a un barbero que regresa a Londres en busca de venganza por la muerte de su mujer y su hija.

Además, en los próximos meses podremos verle interpretando al Sombrerero Loco en Alicia en el País de las Maravillas. En las primeras imágenes que se han distribuido de la cinta somos testigos de su asombrosa transformación en el personaje de la obra de Lewis Carroll.

null



Johnny Depp está en uno de sus mejores momentos personales y profesionales. El estreno de cada una de sus películas es un acontecimiento en la cartelera internacional. Acaba de estrenar Enemigo Público, donde da vida a un arrebatador gangster que impone su ley allá donde va. Además, dentro de dos meses llegará a los cines The Imaginarium of Doctor Parnasus, donde da vida al lider de una compañía teatral que introducirá a los espectadores en un mundo de fantasía. En este caso, Depp aceptó el papel para sustituir a Heath Ledger, protagonista original y que falleció inesperadamente cuando el rodaje aún no había acabado. Un giro de guión permitió que el papel del desaparecido actor fuese interpretado por Johnny, Jude Law y Colin Farrell, quienes donaron lo que ganaron a Matilda, la hija de Ledger.

 Ha nacido una estrella

Pero la carrera de Johnny Depp es mucho más que estos dos últimos filmes. Debutó a mediados de los ochenta con un discreto papel en la conocida Pesadilla en Elm Street. A continuación, protagonizó una de las películas que se han convertido en largometraje de culto para sus fans, Cry Baby, su primera incursión en el género musical y donde era un joven rebelde de los años 50, al más puro estilo James Dean. De la chulería pasó a la introversión y a una marcada timidez en su siguiente proyecto, ¿A quién ama Gilbert Grape?, en el que se puso en la piel de un chico marcado por los problemas familiares. Su faceta más apasionada y romántica la mostró en la inolvidable Don Juan de Marco, donde un incomparable Marlon Brandon le daba consejos para triunfar en el amor. En un registro diametralmente opuesto lo vimos en Donnie Brasco, donde daba la réplica a uno de los maestros del cine de mafiosos, Al Pacino.

null

Bajo las órdenes de Roman Polanski se puso en La novena puerta. Peligro, acción, destrucción y muerte hicieron vivir a su personaje un auténtico infierno. Mucho más dulce y entrañable es su papel en la deliciosa Chocolat. Depp supo explotar su chic francés para conquistar a una delicada Juliette Binoche. Completamente opuesto es el carácter del narcotraficante al que daba vida en Blow, en la que tuvo la oportunidad de trabajar con dos de nuestros actores más internacionales: Penélope Cruz y Jordi Moyá.  En su siguiente película, nos conquistó investigando los crímenes de Jack 'El destripador' en Desde el infierno, caracterizado como un atractivo y convincente detective de finales del siglo XiX.

Camino del Oscar

Sin embargo, su primera nominación a los Oscar  -Mejor Actor- tuvo lugar en 2003, con la primera parte de Piratas del Caribe. El comienzo de la saga volvió a consagrarlo, esta vez, entre el público más joven. Y el capitán Jack Sparrow ha vuelto a enamorar en dos ocasiones más a sus incondicionales. El año siguiente recibió otra nominación a la dorada estatuilla en la misma categoría. En esta ocasión fue por uno de los papeles más completos y complejos de su filmografía, el protagonista de Descubriendo Nunca Jamás, su particular homenaje al mundo de Peter Pan. Y a la tercera nominación tampoco fue la vencida. En los Oscar de 2008, Johhny tampoco se levantó para recoger su galardón como Mejor Actor por el malvado y cantarín Sweeney Tood, barbero diabólico de la calle Fleet.

Más sobre: