Liam Neeson pisa su primera alfombra roja cinco meses después de la muerte de su esposa, Natasha Richardson

El actor ha vuelto a la vida pública para presentar en Nueva York su última película, 'Five minutes of Heaven', después del trágico accidente de esquí que en marzo le costó la vida a su mujer

by hola.com

El trabajo está siendo la mejor terapia para superar la pérdida de su ser más querido. El actor Liam Neeson, de 57 años, se refugió en su carrera tras el fallecimiento, el pasado mes de marzo, de su esposa Natasha Richardson. Como se recordará, la actriz británica sufrió una caída que acabó con su vida a los 45 años mientras asistía a un curso de esquí en la estación Mont Tremblant de Canadá, y desde entonces han sido pocas las ocasiones en que el intérprete irlandés se ha dejado ver en público.

En abril, Neeson asistió a un partido de la NBA en Nueva York junto a sus hijos -Micheal, de 13 años, y Daniel, de 12-, que le están ayudando a recuperarse de la terrible pérdida de su mujer, y el mes pasado regresó a Saint Tropez, donde solía disfrutar junto a su familia de sus vacaciones. Pero no ha sido hasta ahora que Liam ha vuelto a pisar una alfombra roja.

El martes por la noche, el actor acudió a una proyección en el Hotel Tribeca Grand de Nueva York de su última película, Five minutes of Heaven (Cinco minutos en el Cielo). En el filme, basado en hechos reales y que se estrenará en Estados Unidos el próximo 21 de agosto tras ser presentado en el pasado Festival de Sundance, Neeson interpreta a un ex miembro de un grupo paramilitar ilegal del norte de Irlanda a quien le persiguen los remordimientos por los asesinatos que ha cometido.

El intérprete, que posó para los fotógrafos con la mejor de sus sonrisas pese a estar atravesando un difícil momento personal, atendió también amablemente a los periodistas, quienes en alusión al título de la película le preguntaron cuál es su visión del Cielo. Neeson contestó que sería estar con sus hijos, algo parecido a lo que está "viviendo en estos momentos".

En los próximos meses, Liam Neeson seguirá trabajando para intentar superar a base de rodajes la ausencia de su esposa. En el momento de morir ésta, el actor se encontraba grabando la película Chloe en Canadá, a cuyo rodaje regresó tras la celebración del funeral de Richardson. El director de la cinta, Atom Egoyan, explicó que Liam pudo volver al set porque tenía a mucha gente al cuidado de sus hijos. Por su parte, su íntimo amigo el también actor Aidan Quinn, padrino de su hijo Daniel, revelaba en una reciente entrevista que Liam está manteniendo unida a su familia tratando de seguir con su vida de la manera más normal posible. "Hace una vida muy, muy normal", dijo Quinn. "Los niños van al colegio, hacen sus deberes y tienen amigos con los que quedan".

Entre los proyectos en los que ha aceptado participar Neeson se encuentran las películas What’s Wrong With Virginia?, una versión para el cine de la serie de televisión El equipo A, The Red Circle, Unknown White Male y Fools Rush In. Además, prestará su voz en la tercera parte de Las crónicas de Narnia. Recientemente, ha estado rodando un remake de Furia de titanes junto a Ralph Fiennes, uno de los grandes apoyos para Liam en los últimos cinco meses.

Más sobre: