Sharon Stone: instinto maternal

La actriz, espléndida a sus 51 años, y sus hijos protagonizaron una bella estampa familiar descalzos por el parque

 

null

Tal vez menos diva, pero como siempre radiante. Sharon Stone protagonizó con sus hijos una bella estampa familiar sin maquillaje, sin tacones y sin un espectacular vestido de noche como acostumbra en las grandes citas de Hollywood, pero con una sonrisa de esas que visten de etiqueta por compartir con los niños una tarde en el parque en Bervely Hills. Y es que la actriz es puro instinto maternal. Guarda celosamente como preciosos tesoros los fines de semana para sus tres chavales: Roan Joseph, de nueve años, adoptado en 2000 durante su matrimonio con Phil Brostein, con el que el niño vive en San Francisco; Laird Vonne, de cuatro años, y Quinn Kelly, de tres, a los que adoptó en solitario años más tarde.

 

null

 

A raíz de su divorcio de Phil Brostein hace cuatro años, un juez había determinado en un primer momento que compartieran el cuidado de Roan, su hijo mayor, y que este pasara temporadas con cada uno. Sin embargo, la actriz decidió pedir la modificación de los términos del acuerdo, dado que quería que el niño pasara más tiempo en Los Ángeles con ella y sus otros dos hijos. El juez, sin embargo, decidió fallar a favor de Brostein que, según los documentos judiciales, tiene la custodia total, aunque la actriz mantiene sus derechos de visita, participa en todo lo que atañe a la educación del pequeño y habla por teléfono con él cada vez que lo considera oportuno.

La actriz, que está espléndida a sus 51 años de edad tal y como ha demostrado en la revista Paris Match (ha posado semi desnuda en la portada), disfrutó ejerciendo su papel preferido, el de madre, junto a todos sus pequeños bien vigilando a Quinn en el tobogán, bien empujando a Laird en un coche de juguete, bien bromeando con el mayor, Roan. Al ser preguntada cómo concilia la maternidad con su carrera de éxito en Hollywood, ella responde: "Soy un todoterreno. Tengo más bondad, ayuda, amistad y amor, que en cualquier otra época de mi vida". Esa es la fuerza del amor de una madre.

Más sobre: