El modelo improvisado de Penélope Cruz en el estreno de 'Los abrazos rotos' en Londres

Su maleta se perdió en el vuelo Madrid-Londres, pero la actriz salió del aprieto con la ropa que llevaba en su equipaje de mano

Radiante con un traje de chaqueta rojo, camisola a juego y unos altísimos y originales tacones, así desfiló Penélope Cruz a las puertas de Somerset House, recinto en el que se celebró el primer pase de Los abrazos rotos en Londres. Cualquiera diría que fue un conjunto elegido por necesidad en el último momento, aunque así ocurrió exactamente. La maleta de Penélope se perdió en el trayecto Madrid-Londres, aunque como toda estrella que se precie, la española no carece de recursos.

 

null

Una pareja de éxito en la gran pantalla



En su equipaje de mano llevaba este favorecedor conjunto de Bottega Veneta que la sacó del aprieto, pero que no ha conseguido disipar los rumores de embarazo que la persiguen desde hace semanas. Pedro Almodóvar, artífice de la historia y gran amigo de la oscarizada actriz, bromeó sobre la anécdota: “Creo que alguien se lo llevó, algún fetichista”. Bromas aparte, la pareja triunfó en la capital inglesa ya que el recinto en el que se proyectó la película, al aire libre, estaba abarrotado.

Penélope se confesó encantada de estar allí y una vez más sólo tuvo palabras de halago para su gran amigo y maestro. “Trabajo con uno de mis mejores amigos, pero algo cambia cuando comienza el rodaje y se convierte en director. Es un genio” explicó. En referencia a cuál es su papel favorito de los que ha hecho con Almodóvar dijo: “Es difícil, es como elegir a uno de tus hijos”.


Los detalles de una estrella


Este viaje ha supuesto un pequeño paréntesis en sus vacaciones, un tiempo del que está disfrutando al máximo con su novio Javier Bardem, con quien se la ha visto paseando por Barcelona (unas imágenes en las que no escatiman en muestras de cariño en público, algo poco habitual en ellos hasta el momento). A pesar de que siempre se mantiene muy discreta sobre su vida privada, Penélope reveló que ambos estuvieron en el concierto de U2 en París, a principios de julio, y que luego visitaron a Bono, buen amigo de la madrileña, en su casa de la Riviera francesa. “Le hemos visto en concierto muchas veces” comentó. Y es que está claro que a la pareja le gusta la música, ya que apenas hace unos días también asistieron al show que dio Madonna en el estadio Vicente Calderón, de Madrid.

Más sobre: