Entrevista con Ana de Armas: 'Soy una 'friki' de Sexo en Nueva York'

La actriz, que da vida a Carolina en la serie de 'El Internado', concedió una entrevista a hola.com

by hola.com

Ana de Armas, de 21 años y origen cubano, es hoy uno de los rostros de más éxito del panorama español. Sus dotes interpretativas, su naturalidad, su belleza innata y espontaneidad, no solo han hecho de ella uno de los rostros más admirados de la televisión sino que sumado a un pelo resplandeciente, le han valido merecidamente el título Herbal Essences a la chica con el Pelo más Sexy del Verano.

Ana de Armas, quien da vida a Carolina en la exitosa serie de El Internado, tiene una futura carrera cinematográfica muy prometedora. Su primer éxito cinematográfico vino con Una rosa de Francia, con sólo 16 años. Mientras que en España debutó en la gran pantalla con el filme Mentiras y Gordas uno de los mayores éxitos de taquilla del cine español.

¿Cuál es tu truco de belleza para tener un pelo tan sexy?
Me lavo el pelo un día sí y un no, a no ser que me han echado mucha laca o me hayan hecho un peinado… y en esa ocasión tengo que lavar otra vez. Me echo la mascarilla una vez a la semana por lo menos, ahora en verano quizás más y no me lo seco con secador, me gusta que se seque solo.

¿Te has hecho alguna excentricidad en el pelo?
¡Hombre! una vez me lo teñí de rubio de un día para otro, no me quedaba mal, pero me veía muy rara. Y claro como a los 20 días ya se me veía la raíz, mi madre me dijo hija tienes que tapártelas ya. Y fui al momento y me lo teñí de negro.

¿Te gusta cambiar de look?
Me gustaría pero yo tampoco puedo determinar mucho mi look porque soy esclava de lo que quieran otros, mi físico no es completamente mío.

¿Qué lo que más te gusta de tu físico? ¿y lo que menos?
No sé... estoy bastante contenta con todo, los ojos creo que son muy bonitos y lo que menos… no sé, tengo un poco de complejo con las orejas.

¿Qué prenda no falta en tu armario?
Los vestidos.

¿Qué llevas siempre en tu bolso?
Siempre llevó bálsamo labial porque siempre tengo los labios cortados.

¿Sigues las tendencias de la moda?
Sí, cada vez me gusta más a moda, aunque la verdad no me rijo por ella. Si no me queda bien alguna prenda no me la pongo, si parezco un payaso no me lo pongo aunque se lleve. Me gusta la ropa cómoda, me da igual quien la diseñe, lo que cueste, que te sientas a gusto y cómoda cuando la lleves, eso ya me alegra la vida.

¿Cómo ha sido la experiencia de rodar un anuncio? ¿Es el primero que haces?
Sí es el primero que hago. Fue muy gracioso y para mí muy difícil, es complicado hacer publicidad.

¿Más difícil que hacer una serie?
Sí, no sé, es la falta de costumbre, a lo mejor tengo que aprender a ser menos intensa, porque el anuncio es muy fresco, muy desenfadado, es girar y enseñar tu pelo, nada más y me cuesta mucho porque yo rápidamente cambiaba la cara y me ponía a pensar en otra cosa. Es, algo así como enséñame tu pelo y entonces me cuesta hacer ese gesto tan frío sin hacer nada más.

¿Lo tuviste que repetir muchas veces?
Sí, pero bueno era muy gracioso estar ahí en el croma y luego ir a verlo y verte en cámara lenta, era muy entretenido, me divertí mucho.

¿Qué tal las vacaciones en Ibiza con Elena Furiase?
Muy bien, muy tranquilitas, en la playita. No conocía la isla y me gustó mucho. Eran unos días de descanso aunque salimos de fiesta tres días como muchísimo, es que hacíamos tantas cosas de día que cuando llegaba la noche estábamos ‘esnucas’, estábamos muy cansadas, pero descubrimos muchas calitas. En un principio íbamos las dos solas aunque allí nos encontramos con unos amigos.

¿Te llevas igual de bien con el resto de los compañeros de la serie?
¡Hombre! con Elena hay una química muy especial, la quiero muchísimo, a Martiño también le adoro, a Fernando, que no está en la serie ya, Blanca, todos ellos son muy importantes en mi vida.

¿Cuánto hay de común entre Carolina, el personaje que representas en El Internado y Ana de Armas?
Es una chica muy valiente y muy pasional, también muy amiga. Aunque tenga miedo, los amigos para ella están por encima de todo.

¿Seguiréis todos los actores en la próxima temporada de El Internado?
Sí, que yo sepa... a no ser que hayan escrito mi muerte y yo no me haya enterado. Eso sí, alguna sorpresita habrá, una de ellas bastante gorda.

¿Cómo fue trabajar al lado de Hugo Silva en la película Mentiras y Gordas?
Hugo es un chico increíble, súper agradable, muy profesional y muy buen actor, así que fue todo muy bien.

¿Qué otras serie sigues sin perderte ni un solo capítulo?
Sexo en Nueva York, soy una 'friki' de esa serie. Me encanta, me rió mucho con las cuatro protagonistas, porque me veo yo con 35 años y pienso... ¡Ojalá! que tuviera unas amigas como esas, me encantan.

¿Piensas volver a Cuba?
Sí, de hecho en cuanto la serie termine y vuelva a tener yo el control de mi agenda, iré seguro.

¿Qué es lo que más echas de menos de tu tierra? 
Los amigos y la familia.

¿Y lo que más te gusta de España?
La independencia y los nuevos amigos.

¿Qué es lo primero en lo que te fijas de un chico?
En su mirada… sobre todo en la forma en que me mira. Si no me atrae y no le veo interés por mí, no me llama la atención.

¿Qué proyectos tienes en mente?
Pues nada, ahora El Internado, que empezamos el 10 de agosto y luego hay una película por ahí y tal, pero a ver si me viene bien la fecha, apruebo el casting, ya sabéis mil cosas que no están cerradas.

¿Te gustaría hacer teatro?
Me encantaría, estudié 5 años de mi vida teatro y tengo que hacerlo.

¿Un sueño por cumplir?
Después de tener a mi perro Elvis..., no sé, un sueño inmediato, quizás una película o una obra de teatro. Aunque yo soy de las que piensan que los sueños a largo plazo pueden variar mucho así que, lo que vaya surgiendo, hay que pensar bien las cosas.

Más sobre: