Brad Pitt, sin moto pero con un divertido casco decorado por sus hijos

No hay nada como sentarse en un buen caballo de acero y darse una vueltecita. Sobre todo si el tiempo acompaña. La ventaja para las estrellas de Hollywood es que el casco no sólo amortigua las posibles caídas sino también los flashes de los fotógrafos. Escondidos bajo ellos, algunos consiguen pasar inadvertidos con sus motos; otros, hagan lo que hagan, como es el caso de Brad Pitt,  no se libran de los paparazzi.

null


Sin embargo, no siempre es oro todo lo que reluce. La moto de Brad Pitt no es tan magnífica como imaginábamos. El actor, como a cualquier ciudadano de a pie, le dejó tirado su moto en plena calle cerca del Franklin Village en Los Ángeles. Pocas opciones le quedaban a la pareja de Angelina para volver a casa y el actor, más perseguido de Hollywood, por una vez le sirvió de algo tener a una nube de paparazzi detrás de él, ya que gracias a uno de ellos pudo llegar a su hogar.




De todos es conocida la pasión de Brad Pitt por las motos. El actor, que tiene una colección de vértigo (ha donado alguna de sus preferidas para fines benéficos) utiliza este medio de transporte todos los días para desplazarse por Los Ángeles. Pero lo curioso esta vez ha sido su casco. En él, tal y como vemos en la fotografía, se puede leer ‘Daddys Helmet’ (El casco de Papi). Al parecer han sido sus hijos lo que han hecho esta obra de arte que han adornado con dibujos infantiles, como un fantásma o una nave lanzando flechas.
¿De quién habrá sido la idea?  

Más sobre: