Familiares y amigos despiden a Farrah Fawcett en un emotivo y cariñoso funeral

Al multitudinario servicio religioso celebrado en Los Ángeles asistieron, entre otros, su pareja, el actor Ryan O’Neal, su hijo, Redmond, y su padre, James Fawcett

null

Un desconsolado Ryan O'Neal se despide del féretro con los restos mortales de la actriz

La catedral Nuestra Señora de Los Ángeles de California acogió este martes el funeral en memoria de Farrah Fawcett, que falleció el pasado jueves a los 62 años tras una larga y dura batalla contra un cáncer de colon. Un desconsolado Ryan O’Neal, quien fuera pareja de la actriz durante 17 años y quien estuvo a su lado en sus últimos días, esperó frente al templo vestido de negro y con gafas de sol la llegada del coche fúnebre con los restos de la actriz, que llegó un cuarto de hora antes de la ceremonia escoltado por casi una docena de policías en moto. Ryan encabezó la comitiva fúnebre que portó el féretro hasta la capilla.




El actor encabezó la comitiva fúnebre hasta la capilla de la catedral

A la ceremonia privada asistieron multitud de familiares y amigos de la protagonista de “Los ángeles de Charlie”, entre ellos su padre, James Fawcett, su íntima amiga Alana Stewart, su compañera en la popular serie de televisión Kate Jackson, los hijos de Ryan O’Neal Griffin y Tatum, la modelo Cheryl Tiegs, los actores Ernie Hudson, Garry Shandling y Dick Van Patten con su esposa Pat Van Patten o el estilista Jose Eber. Sin embargo, los alrededores de la catedral se llenaron de fans de la artista. "Su legado no sólo abarca su papel como feminista, sino que además ella luchó por muchas causas, como el cáncer y la violencia doméstica. Fue una mujer fuerte, inteligente y bella" dijo Tony Perlings, una fan que lucía una camiseta con la imagen de su ídolo y que no quiso perderse este momento.




James Fawcett, padre de Farrah, y Alana Stewart, íntima amiga de la actriz


El servicio religioso, presidido por el sacerdote Alexander Salazar, comenzó con la popular canción "Amazing grace" y luego siguió con "Always" de Irwing Berlin. La primera lectura del salmo correspondió a Redmond O'Neal, el hijo de 24 años de la fallecida, que obtuvo un permiso penitenciario para poder despedir a su madre pero que no pudo ser visto en el exterior de la catedral ya que acudió escoltado hasta su interior. Redmond no pudo estar presente junto a Farrah el día de su fallecimiento al estar cumpliendo condena desde abril en una prisión californiana por varios delitos relacionados con las drogas.

 


Tatum y Griffin O'Neal, hijos de Ryan, le acompañaron en estos duros momentos

El padre de Farrah, James Fawcett, estuvo sentado en el banco delantero de la catedral, mientras que Tatum O'Neal, la hija de Ryan, se sentó con Alana Stewart. La iglesia se decoró con flores amarillas y blancas y con fotografías de la actriz en sus años de mayor esplendor. Su hijo, Redmond, cubrió con un rosario el féretro de la artista, que se decoró con flores en color amarillo como recuerdo a su inolvidable cabellera dorada. Por su parte, Ryan O’Neal despidió a su “ángel” con unas palmaditas al coche fúnebre que la transportaba, antes de que éste se dirigiese a un entierro privado.




Una imagen de Farrah presidió el emotivo funeral en su memoria

 

 

Más sobre: