Angelina Jolie y Megan Fox, dos bellezas de película con mucho en común

Sus rasgos felinos, la pasión por las películas de acción y su debilidad por los tatuajes han marcado a estas heroínas del celuloide

by hola.com

null

Megan Fox ha dicho en más de una ocasión que está harta de que la comparen a todas horas con Angelina Jolie. Pero es inevitable trazar ciertos paralelismos entre la vida personal y profesional de ambas actrices. Con una diferencia de once años entre ambas -Megan tiene de 23 años  y Angelina 34 - no pueden negar que comparten ciertas rasgos físicos. La novia de Brad Pitt y la que fuera pareja de Brian Austin Green han conseguido que caiga rendido a sus pies medio mundo. Tanto Angelina como Megan son habituales en los rankings de belleza femenina y no sólo han conseguido ser reconocidas por sus dotes interpretativas sino por haberse convertido en dos sex symbols del siglo XXI.

null

Sus ojos rasgados, pómulos marcados y labios voluptuosos han hecho de ellas las protagonistas de muchos sueños. En lo que a su estilo se refiere, también lo han compartido en su juventud. A finales de los años noventa, Angelina ofrecia una imagen sensual e incluso provocativa pero con el paso de los años se ha decantado por estilismos más elegantes, que insinúan más que enseñan. Por el mismo camino va Megan Fox, que pisa con fuerza las alfombras rojas del planeta.

null

Las dos irradian fuerza en sus miradas y sus ademanes. Quizás tenga mucho que ver los personajes con los que alcanzaron la fama. Jolie lo hizo en la piel de Lara Croft y Fox como Mikaela Banes en Transformers, aunque quizás pronto esta última se haga con el papel de la famosa arqueóloga sustituyendo a Angelina en una futura secuela. Como buenas estrellas que se precien, han mantenido romances con actores conocidos. La primera salió con Johnny Lee Miller, se casó con Billy Bob Thornton y después cayó en los brazos de Brad Pitt. Por su parte, Megan ha mantenido una relación de ida y vuelta con el televisivo Brian Austin Green.

null

Pero aquí no se acaban las coincidencias entre las vidas de estas actrices. Tanto Megan como Angelina sienten auténtica fascinación por los tatuajes. Son numerosos los que adornan sus privilegiadas anatomías. Retazos filosóficos, animales mitológicos o el rostro de la mismísima Marilyn Monroe están dibujados en su piel. No obstante, su pasión por esta técnica les ha dado en más de una ocasión algún quebradero de cabeza. Fox aún no tiene muy claro lo que va a pasar con el tatuaje con el nombre de 'Brian', con quien parece que mantiene una tormentosa relación de ida y vuelta. Por su parte, Jolie tuvo claro que quería borrar de su brazo izquierdo el recuerdo de su ex marido, Billy Bob Thornton, y sustituyó la grafía por las coordenadas del lugar de nacimiento de sus seis hijos.

Más sobre: